Festival de Antofagasta se candidatea para destronar a Viña

Juanes, Pampero y Jorge González dieron vida a la primera jornada festivalera, que destacó por  el altísimo nivel de los artistas y la gran asistencia de público, que se calculó en 70 mil personas. Todo ello en un evento completamente gratuito.

IMG_5015
Jorge González

Una noche redonda se vivió la noche de este viernes en el Festival de Antofagasta, conducido por Karen Doggenweiler y Julián Elfenbein, luego de la exitosa presentación de Juanes, el humor de Pampero y el rock de Jorge González.

Fueron alrededor de 70 mil personas las que llegaron al sitio cero del puerto de la capital regional, para disfrutar de un show de categoría internacional en forma completamente gratuita.

La fiesta comenzó con la presentación de Juanes, que puso a bailar a La Perla del Norte con sus principales éxitos, como “A Dios le pido”, “La camisa negra” y “Es por ti”, ademas de covers de Bob Marley y The Police. El reconocido artista aprovechó también de saludar a la numerosa comunidad colombiana que reside en Antofagasta, que asistió en gran número a presenciar su concierto.

Publicidad

Luego fue el turno del humorista local Pampero, quien triunfó sacando carcajadas al público y marcando peak de sintonía durante su rutina de una hora de extensión, donde no estuvieron ausentes algunos temas locales, tales como el funcionamiento del transantofagasta.

El cierre de la jornada estuvo a cargo del padre del rock chileno, Jorge Gonzalez, quien en compañia de Pedropiedra, Gonzalo Yañez, Pepe Carbone y Jorge De La Selva, interpretó en forma impecable sus clásicos, tanto de Los Prisioneros en solitario, coronando su aplaudida presentación con el tema de George Michael, Father Figure.

La jornada festivalera destacó además por la ausencia de incidentes y un alto nivel de fluidez para los desplazamientos en atención al alto volumen de público,  registrándose únicamente ciertos inconvenientes por parte del acceso a platea, debido a que se entregó una cantidad de entradas mayor a la capacidad de ese sector, lo que implicó que varias personas no lograran acceder a pesar de contar con sus invitaciones.