Esperan fallo favorable a vecinos de Antofagasta por contaminación de Molinera

Vecinos del sector y la diputada Marcela Hernando, quien forma parte de la Comisión de Salud en la Cámara Baja, mantienen una larga lucha para proteger los derechos de la comunidad afectada por la empresa, habiéndola declarado “contaminante” mientras era seremi de Salud, y dictando además el decreto que obliga su traslado cuando se desempeñaba como alcaldesa de Antofagasta.

molineraEsperanzada en que la Corte Suprema ratifique el fallo del tribunal local para retirar las instalaciones de Molinera del Norte S.A. se manifestó la diputada Marcela Hernando, quien se reunió con los vecinos afectados por la intensa variedad de contaminación emanada desde el recinto, ubicado en calle Lima N°381. La primera sentencia judicial desestimó los argumentos de la compañía para oponerse al decreto alcaldicio N°847 del 18 de junio de 2012, ratificando la determinación que ordena el traslado de sus actividades.

Enfermedades

Infecciones respiratorias, estrés, dermatitis, insomnio, y rinitis crónica son algunas de las afecciones que deben soportar los vecinos del condominio El Sauce, quienes deben lidiar con la presencia permanente de ratones y palomas, así como con sus fecas y desperdicios, atraídos por el trigo almacenado en los silos del controvertido establecimiento.

Rodolfo Espinoza, vocero de los vecinos del sector, llegó cuando tenía 8 años al barrio Estación. Hoy, a 50 años de entonces, debe utilizar inhaladores bronquiales y nasales en forma permanente, debido una patología respiratoria crónica que el polvillo en suspensión y los excrementos de palomas provocan en su organismo. “Cuando llegan las toneladas de trigo que ellos importan debemos soportar el ruido de los camiones durante una semana, que es lo que se demoran ellos en almacenarlos. El resto lo almacenan a pato abierto, donde se crían los roedores que se alimentan y procrean, lo mismo que las palomas”, señala el poblador, quien indicó que hay tres colegios aledaños al sector que también han debido soportar plagas asociadas a la molinera.

Publicidad

Actividad industrial

“En este minuto lo que esperamos es que se cumpla la sentencia, y que este factor que es bastante nocivo para la salud de las personas pueda salir de la ciudad”, declaró Hernando, puntualizando que no se trata de estar contra la actividad económica, sino de precaver que “en las zonas urbanas vayamos sacando todo aquello que provoca daño a la salud de las personas y que puedan localizarse en alguna parte donde su actividad no resulte nociva y en donde resulte productivo para todos”.

Historia de la problemática

La representante del Partido Radical recordó que se trata de una situación sostenida durante muchos años, declarando “Molesta y Contaminante” a la empresa cuando era seremi de Salud, luego de una serie de indagaciones sanitarias. Posteriormente, como alcaldesa constató que el pronunciamiento hecho durante su gestión seguía vigente, lo que le permitió emitir el decreto municipal en defensa de los vecinos, el cual establecía para su cumplimiento un período máximo de un año y un día a partir del 20 de junio de 2012. El año pasado la Corte de Apelaciones de Antofagasta evacuó otro dictamen, obligando a la molinera a adoptar medidas urgentes para poner fin a la contaminación que genera, luego de que Rosa Soto Ponce, una vecina del sector acudiera a tribunales alegando la vulneración de su derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación. El abogado de la empresa, Rodrigo Marín, anticipó públicamente que ante un fallo adverso de la Corte Suprema la molinera cerrará sus dependencias.