Calama transformará su basura en energía

Municipio suscribirá convenio con la Universidad de Antofagasta que permitirá la instalación de una revolucionaria planta que permitirá obtener con modernos procesos energía y otros productos que además reducirán la contaminación por Co2 en la zona.

4.jpg

Los calameños producen mensualmente un promedio de 5 mil 200 toneladas de basura, considerando sólo las que se depositan regularmente en el relleno sanitario de residuos domiciliarios, ubicado a unos 15 kilómetros al este de la comuna, a un costado de la ruta a San Pedro de Atacama.

Publicidad

Esos desechos que hoy no aportan si no dificultades al ambiente y representan más bien un problema para su tratamiento, se podrían convertir en breve plazo en fuente de sustento y progreso para la zona.

Lo anterior, será posible gracias a un innovador proyecto liderado por la Universidad de Antofagasta a través de destacados académicos de su Departamento de Física, los cuales pretenden instalar en el relleno sanitario calameño, una planta piloto para convertir la basura en energía.

El propio alcalde, Esteban Velásquez Núñez, relevó la iniciativa, particularmente porque se hace cargo de un problema como el tratamiento de desechos y contribuirá a mejoras medioambientales en una zona altamente contaminada en la actualidad.

“Es una propuesta revolucionaria y como municipalidad la acogemos plenamente y esperamos pronto establecer este convenio”, subrayó el jefe comunal calameño.

El jefe comunal se mostró esperanzado en que se conseguirán los recursos para financiar la iniciativa, toda vez que la idea concuerda con las directrices difundidas por el gobierno en esta materia.

Una alianza que resaltó también el director del Departamento de Física del Centro de estudios, Fernando Maass, apuntando a los beneficios que reportaría el proyecto: “La basura hasta hoy es un problema y puede dejar de serlo para contribuir al desarrollo ecológico sustentable de la región”.

El director del Departamento de Física de la Universidad de Antofagasta, comentó que: “La idea es hacer desaparecer a corto plazo todos los residuos urbanos de la comuna de Calama, junto con la contaminación ambiental que estos provocan, proyectándose además a la minería donde se podría tratar los desechos de los relaves”

En tanto, el ingeniero civil, chileno-español, Pablo Martin, miembro del equipo de especialistas de la casa de estudios, detalló que en un plazo de un año, se partiría con un prototipo de planta con unos 3 mil metros cuadrados de superficie, para en un par de años avanzar a una etapa industrial del proyecto ocupando una superficie de una o dos hectáreas.

El especialista, explicó la eficiencia del método a aplicar que permitiría obtener de una tonelada de basura, 1, 2 megawatts hora de electricidad, unos 700 litros de agua apta para riego y otros usos, alrededor de 150 kilos de vitrocerámica transformable en lana de roca, además de un kilo y medio de metal y gas metanol.

Pablo Martín recalcó que el moderno sistema a emplear permite disminuir la contaminación por CO2 dado que se utilizaría el sistema conocido como “Antorchas de Plasma”, produciendo a través de la pirolisis, aplicación de calor (unos 3 mil grados centígrados) causando la descomposición atómica de los desechos.

El proyecto requiere una inversión de más de dos millones de dólares y tanto los científicos como el alcalde calameño se declararon optimistas de conseguirlos, toda vez que se trata de un proyecto de alta rentabilidad económica, social y sobretodo medioambiental para la zona y sus habitantes.