La dignidad nacional y los desafíos del futuro

cobreEl día 11 de julio de 1971, se promulga la Ley 17.450 que permitió la nacionalización de prácticamente todos los yacimientos de cobre que en ese entonces, eran explotados por empresas extranjeras, las cuales recibían ganancias desmedidas, en desmedro de los intereses de todos los
chilenos.

La política impulsada por el gobierno del presidente Allende, contó con la aprobación de los más diversos sectores de la política nacional representada en el Congreso, donde fue aprobada por unanimidad de sus miembros, con lo cual se consolidó la recuperación de nuestras riquezas básicas y representó la culminación de un proceso que Chile había iniciado, en una etapa primaria llamada chilenización del cobre.

Enfrentar el desafío de hacer producir estas minas con recursos propios, no era una tarea fácil, sin embargo el país se sentía en condiciones de asumirlo en base a la confianza de contar con el capital humano capaz de lograrlo. Esta confianza nacía del hecho de haberse preparado intelectualmente para ser libres, invirtiendo recursos en una educación de calidad, al alcance de todos sus ciudadanos, con igualdad de oportunidades y con una gran mística caracterizada por el amor a la Patria.

Publicidad

Es así como todos los chilenos encabezados por su fuerza laboral, donde dijeron presente los trabajadores, técnicos , profesionales de diversas especialidades, profesores, personal administrativo y la comunidad en general , todos ellos sin distinción política ni religiosa, supieron cumplir con el llamado de su nación y permitieron alcanzar los niveles productivos que han llevado al país a contar con recursos para su desarrollo en cantidad que era imposible de alcanzar en las condiciones anteriores.

Hasta el año 1990 aproximadamente, casi toda la industria extractiva del cobre se encontraba en manos del Estado, a través de la Corporación del Cobre (Codelco), situación que empieza a cambiar cuando se permite el ingreso de nuevas empresas privadas, que si bien representan un aporte en algunos aspectos, no consiguen hacerlo con la importancia que representa Codelco y como se explica en el siguiente cuadro:

Junto con conmemorar el DIA DE LA DIGNIDAD NACIONAL, saludamos a la comunidad regional y a sus fuerzas sociales representadas por las diversas organizaciones gremiales y sectoriales, poniéndonos a disposición de la comunidad organizada para no sólo recordar esta gesta que nos llena de orgullo, sino que a enfrentar juntos los nuevos desafíos que se presentan y que guardan relación con hechos tan trascendentes como los mencionados y que involucran el futuro de las nuevas generaciones de chilenos.

El país se encuentra abocado a la búsqueda de consensos económicos para implementar una reforma educacional que permita alcanzar niveles de calidad adecuados para hacer de nuestra sociedad, una sociedad más justa, equitativa y responsable, de forma tal que todos los esfuerzos puedan compartirse y retribuirse dentro de un marco de acción determinado por el bien común.

La búsqueda del máximo consenso nacional, demanda una actitud generosa de todas las partes y una participación activa en las propuestas de cambio necesario, que vayan más allá de los intereses sectoriales del poder, o de los intereses de grupos economicistas que más que constituirse en aporte a la solución, sólo aportan confusión al debate, dificultando soluciones racionales.

Actualmente la discusión de las reformas que el país demanda en forma imperiosa, parecen verse estancada por parte de estos intereses mencionados y por el efecto que ha generado la desinformación que asusta y confunde a sectores importantes de la comunidad.

Ante esta situación, estimamos necesario que las fuerzas sociales se reúnan para analizar en conjunto esta situación y a través de debates amplios y transversales, poder alcanzar niveles de entendimiento que nos permitan plantear opiniones fundadas respecto al tema. Estimamos que de ser considerado conveniente por parte de la comunidad y sus organizaciones, el MAAC debiese promover la constitución de un Frente de Defensa a la Reforma Educacional, cuyo accionar exclusivo esté enfocado al análisis, promoción y defensa activa de esta causa, y cuya presencia permanezca activa hasta que se promulguen los acuerdos definitivos.

Suscriben esta declaración:

– Elivia Silva, Presidenta,

DIRECTORIO REGIONAL COLEGIO DE PROFESORES DE CHILE

– Olga Mora, Presidenta,

UNION COMUNAL DE JUNTAS DE VECINOS

– Roberto Sepúlveda, Presidente,

CONSEJO PROVINCIAL CENTRAL UNITARIA DE TRABAJADORES

– Hernán Muriel, Jilberto Jamett, Juan A. Córdova y Juan R. Leal, miembros,

CENTRO DE PROMOCION DEL DESARROLLO HUMANO REGIONAL