Hospitalizado trabajador de Minera Escondida en huelga de hambre

Medida se realiza en protesta contra los despidos a trabajadores enfermos que desata el programa de retiro “voluntario” de la multinacional. A pesar de su delicada situación de salud se niega a ingerir alimentos.
3

Hospitalizado quedó  uno de los huelguistas de hambre del Sindicato N°1 de Minera Escondida Ltda. , Carlos Allendes,  luego que sufriera una abrupta pérdida de conciencia que obligó a trasladarlo al centro asistencial de manera urgente.

A pesar de ello  se negó a recibir alimento, señalando que continuará la huelga y que en  cuanto pueda salir del centro médico volverá al campamento junto a su compañero Juan Rivas, hasta alcanzar una solución en los temas planteados a la compañía; temas que lamentablemente, lo obligaron a someterse  a este largo periodo de inanición,  que hoy lo mantienen en delicado estado de salud.

Publicidad

En horas de la mañana del domingo, al cumplir Carlos  Allendes  26 días de huelga de hambre, en los que ha perdido 14 kilos de peso, presentó algunos síntomas agudos de fatiga y mareos, que obligaron al personal médico que lo controla diariamente a disponer su reposo absoluto y exámenes adicionales. No obstante en horas de la tarde, perdió abruptamente la conciencia, siendo trasladado de manera urgente a la Clínica Antofagasta, donde ingresó cerca de las 18:00 horas.

En el primer informe médico se diagnosticó hipotermia y bajo ritmo cardiaco, posteriormente y tras realizar chequeos y exámenes, se dispuso mantener hospitalizado a Carlos Allendes, quien ha mostrado signos de relativa estabilidad. Los médicos lo mantendrán en observación.

Sin embargo y pese a lo delicado de la situación, fue categórico al expresar su decisión de mantenerse en huelga de hambre, negándose a aceptar alimento y recalcando que al ser dado de dada de alta se reincorporará al campamento con su compañero Juan Rivas a continuar en la lucha de protesta al Plan de Retiro “Voluntario” que impuso a sus trabajadores una de las compañías mineras más grandes del mundo como Minera Escondida Ltda.

Asimismo, Carlos Allendes agradece las muchísimas muestras de preocupación y apoyo que ha recibido de los compañeros de nuestro sindicato como de otras organizaciones y señala que pese a lo adverso no bajará los brazos.