Guillier: “No hay razón económica que impida una nueva constitución”

guillier_1717

Un llamado al gobierno a no renunciar al proceso de cambios que demanda la ciudadanía, por el cual resultó electo y también críticas por el clima de incertidumbre que genera en el país  la derecha económica y grupos empresariales, sostuvo el senador independiente pro Partido Radical por Antofagasta, Alejandro Guillier.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, el parlamentario sostuvo que el Gobierno de la Nueva Mayoría ha generado un “estado de desconcierto” al plantear los nuevos procedimientos para el cumplimiento del programa de reformas, y que, si bien es entendible que se atienda a la situación económica para graduar la implementación de las transformaciones, hay algunas como la nueva Constitución que no deben ser detenidas en base a este argumento.

Publicidad

Hay reformas como la descentralización, o el avance hacia una nueva Constitución, que no tienen que ver con la agenda económica, tiene que ver con una decisión política de hacer los cambios. Ahora, muchos dicen que eso genera un cuadro un tanto inestable, poco propicio a los negocios, pero eso va a ocurrir en cualquier momento, porque, en general, al gran empresariado chileno no le gustan los cambios, y siempre que se generan cambios en Chile viene de inmediato la amenaza de la desestabilización“, señaló.

Asimismo, indicó que “el Gobierno no debe renunciar a que es un Gobierno de cambios. Hay cambios en que uno puede entender la gradualidad, sí, hay que priorizar cuando hay aspectos económicos, pero en la nueva Constitución o en la descentralización, que tienen mucho que ver una reforma de otra, no hay ninguna razón económica que la limite. La decisión es que hay que avanzar ahora, y con decisión“.

INCERTIDUMBRE

Guillier también criticó el rol de la derecha económica y el gran empresariado para generar un clima de incertidumbre destinado a frenar los cambios en el país.

En la derecha económica veo que hay un afán de generar incertidumbre, y de generar temor, de trancar la pelota y de sentarse a la mesa de negociación directamente, prescindiendo de la derecha política. Eso sólo pasa cuando la derecha política en Chile ha estado en situaciones muy críticas, y ahí los grupos fácticos asoman y muestran los dientes. Para demostrar cuál es el verdadero poder“, indicó.

Finalmente, respecto a la continuidad de la Nueva Mayoría en caso de que no se cumplan las reformas, señaló que “el Programa es lo que define la alianza, y si el Gobierno se diluye, y finalmente no se atreve a hacer los cambios, y termina haciendo un retroceso, obvio que va a perder toda credibilidad“.