Tocopilla requiere más de 100 mil millones para reconstrucción y plan de desarrollo

"No sólo se requiere construir lo destruido. Hoy Tocopilla requiere un buen trato hacia sus familias", indicó el Alcalde Fernando San Román al presentar al gobierno el plan "Arriba Tocopilla". Minvu presentó soluciones habitacionales para damnificados.

Sin título
Gracias al intenso trabajo desarrollado por vecinos, voluntarios y autoridades, las calles de Tocopilla se encuentran prácticamente despejadas. Queda ahora sin embargo, el proceso de reconstrucción y desarrollo urbano.

Más de 100 mil millones de pesos requiere Tocopilla, con el fin de enfrentar el proceso de reconstrucción tras las lluvias y aluviones que afectaron a la comuna dejando cinco personas fallecidas y centenares de damnificados, además de realizar diferentes obras que permitan el desarrollo, mejora en la calidad de vida y despegue económico de la ciudad.

Así lo anunció el Alcalde de la comuna, Fernando San Román, al presentar el Plan Integral de Reconstrucción y Desarrollo Comunal “Arriba Tocopilla”, propuesta desarrollada por el Municipio en conjunto con los vecinos de la comuna y presentada al gobierno en reunión sostenida con la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Sabal.

El documento, contempla la exigencia al gobierno de más de 100 mil millones de pesos para un plan social de vivienda y espacios públicos, un plan de techumbres, la modificación urgente del plano regulador comunal, el reforzamiento de vías aluvionales existentes y construcción de nuevas vías, la expropiación de terrenos y la agilización de trámites con Bienes Nacionales, nuevos pavimentos y soluciones de evacuación de aguas lluvias, transporte público de calidad, recuperación del borde costero y remediación ambiental.

Publicidad

Respecto a esta propuesta, el alcalde San Román expresa que “no sólo se requiere construir lo destruido. Hoy Tocopilla requiere un buen trato hacia sus familias, viviendas dignas en barrios seguros, mejores espacios públicos, calles pavimentadas y todas las obras necesarias para tener una mejor calidad de vida”.

SOLUCIONES HABITACIONALES

En lo inmediato y con la finalidad de atender las necesidades habitacionales de las familias de Tocopilla afectadas por el aluvión e inundaciones que se registraron el pasado 9 de agosto, la ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, presentó este lunes los instrumentos que dispondrá la cartera para la reparación y reconstrucción de viviendas que resultaron dañadas en la ciudad.

minvu

La secretaria de Estado explicó que los subsidios dispuestos para esta ocasión buscan la reposición y/o reparación de viviendas dañadas, resguardando que en el futuro cercano, las familias estén preparadas para hacer frente a los riesgos presentes.

Cuando vinimos al día siguiente del aluvión comprometimos que íbamos a trabajar de manera conjunta con el Ministerio de Desarrollo Social y el Municipio, todo esto liderado por el gobernador, quien tenía a cargo el catastro de daños. Hoy estamos acá no sólo porque ya tenemos ese catastro de viviendas dañadas, sino que hemos trabajado en diseñar los instrumentos que podrían facilitar a las familias el reponer, reparar, o reconstruir sus viviendas”, afirmó la ministra Saball.

La titular del Minvu explicó que para aquellas viviendas que resultaron con daño leve, las familias recibirán un subsidio a través del Banco de Materiales, consistente en una tarjeta con un monto de 40 UF (1 millón de pesos aproximadamente) que permitirá adquirir en el comercio asociado los materiales para iniciar la autoconstrucción. En tanto, para reparar las viviendas con daño moderado y mayor, se entregará un Subsidio de Reparación que incluye asistencia técnica para la elaboración del proyecto respectivo y supervisión de obras.

En el caso de la viviendas que resultaron con daño no reparable se dispondrá un Subsidio de Reconstrucción con asistencia técnica para reconstruir la vivienda en el mismo terreno, siempre que éste se emplace en zona segura, o bien un subsidio Adquisición de Vivienda Construida para la compra de una vivienda nueva o usada en otro lugar.

La secretaria de Estado subrayó, además, que “lo que nos interesa es que ese proceso de recuperación de las viviendas sea bien informado, lo más oportuno posible y de calidad, para que esto no vuelva a ocurrir y sea complementario con las otras obras que se van a realizar, que dicen relación con generar mayor seguridad, mejorar los espacios públicos y el equipamiento”.

De un total de 593 viviendas evaluadas con ficha individual: 407 viviendas fueron evaluadas “Sin Daño” y 186 presentaban algún nivel de daño. De ellas, 60 (32,3%) presentan daño leve, 49 (26,3%) presentan daño moderado, 40 (21,5%) presentan daño mayor, y 37 (19,9%) presentan daño no reparable.

REQUERIMIENTOS DE TOCOPILLA

Al respecto, el Alcalde de Tocopilla, Fernando San Román, valoró la entrega de soluciones habitacionales, señalando que “Las medidas presentadas por la Ministra de Vivienda para Tocopilla van en la línea que hemos solicitado. Habrá solución de reparación y subsidios de reconstrucción. Serviu trabajará directamente como Egis, sin intermediarios”.

Ahora esperamos que el gobierno analice y considere nuestro Plan Integral que incluye otras obras para la ciudad, las que son necesarias para el progreso de Tocopilla y para contar con mayores espacios públicos”, añadió el Alcalde.

Entre los requerimientos más urgentes que requiere Tocopilla, está el completar la construcción de vías aluvionales en el sector de Huella Tres Puntas y Barriles, complementar y mejorar las vías aluvionales de emergencia del sector Pacífico Norte y Tres Marías y construir nuevas vías aluvionales en población 5 de Octubre, sector Huella Tres Puntas (Serano/San Martín) y sector sur (Villa Norgener).

Asimismo, el Plan “Arriba Tocopilla” contempla la expropiación de terrenos de las pesqueras que impiden el desarrollo del borde costero, la construcción de nuevos pavimentos que contemplen evacuación de aguas lluvias, la implementación rápida del subsidio de transporte, una remediación ambiental y un plan productivo para atender la situación compleja de los pescadores y gente de mar, así como la exigencia de contratar mano de obra local en las obras de construcción e infraestructura.