Institución de discapacitados de El Loa gana juicio a la Municipalidad de Calama

Corte de Apelaciones de Antofagasta ordenó a la casa consistorial restablecer paraderos de taxi colectivos concesionados a institución de discapacitados del Loa.

Captura de pantalla 2017-03-10 a las 17.19.07

La Corte de Apelaciones de Antofagasta acogió este jueves 9 de marzo, el recurso de protección interpuesto por la Institución de Discapacitados del Loa (Indis Loa) y ordenó a  la Municipalidad de Calama dejar  sin efecto el oficio que revocó la concesión que tenía la institución de cuatro paraderos de taxi colectivo en el estacionamiento del casino Marina del Sol de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 331-2017), la Primera Sala del tribunal de alzada –integrada por la ministra Cristina Araya Pastene, el fiscal judicial Rodrigo Padilla Buzada, y el abogado (i) Cristián Aedo Barrena– estableció el actuar arbitrario del municipio.

Publicidad

(…) la decisión de la autoridad administrativa en orden a revocar la concesión cuyo titular es el recurrente, sólo puede ser entendida como una actuación arbitraria en cuanto los argumentos, motivos y circunstancias expresados no son claros, más bien aparecen como genéricos y privan de una acertada inteligencia de los mismos, considerando la decisión que se adopta y el hecho que afecta directamente derechos otorgados por actos administrativos anteriores, como es la concesión de uso de bienes naciones de uso público”, establece el fallo.

La resolución agrega que “en cuanto a la vulneración del derecho a la libertad económica, no cabe sino concluir que el mismo ha sido conculcado, pues el Municipio de Calama, mediante el decreto N°1258 de octubre de 2016, revocó la concesión de explotación y en consecuencia privó de derecho a desarrollar la actividad económica a la recurrente”.

(…) teniendo presente los razonamientos anteriores por los cuales se acogerá el presente recurso y no existiendo justificación por parte de la Municipalidad de su actuar, se le condenará en costas”, concluye.

Revise el fallo de la Corte de Antofagasta