Antofagasta: Colegio no acepta fallo que le ordena renovar matrícula de alumno con Asperger

Dirección del establecimiento educacional asegura que apelará a la sentencia e indicó que la decisión se fundamente en que la madre del menor marginado "no acepta el modelo educativo".

Captura de pantalla 2018-02-08 a la(s) 23.40.39

Opiniones encontradas y un amplio debate genera en Antofagasta la situación que afecta a un niño de 7 años con Síndrome con Asperger, a quien el establecimiento educacional donde cursa sus estudios decidió no renovar su matrícula para el año 2018.

Un hecho que llevó a la madre del menor a interponer un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Antofagasta, el cual fue acogido por el tribunal en un fallo unánime, ordenando al Colegio San Luis reincorporar al alumno por determinar que el actuar del colegio “resulta ser arbitrario, por la desproporción que hay entre la conducta atribuida y la medida adoptada por la recurrida” y asimismo la declara ilegal por vulnerar la Ley General de Educación “al no incorporar la descripción de un justo procedimiento a efectos de garantizar un adecuado derecho de defensa de los alumnos”.

Publicidad

Asimismo, el tribunal establece que la no renovación de la matrícula vulnera garantías constitucionales del estudiante, que “vería afectada la regularidad de su progresión académica, debiendo buscar un nuevo establecimiento educacional“.

Colegio rechaza sentencia

Una situación que el Colegio San Luis rechazó mediante un comunicado público, en el cual anuncia que apelará a la sentencia y acusa que “es absolutamente falso e injurioso que el colegio no quiera renovar contrato porque el menor aludido es Asperger“.

La declaración publicada por el recinto educacional añade que en el establecimiento hay 14 estudiantes en esa situación y que la decisión del colegio “descansa en el hecho que la Madre (apoderada y recurrente) es quien no acepta el modelo educativo”.

Es una situación muy extraña y contradictoria tener que ser obligados a firmar un contrato con una persona que no quiere y no está de acuerdo con el servicio que se presta y nuestro proyecto educativo“, finaliza la declaración del establecimiento.

En caso de que la defensa del colegio a cargo de la firma Castro y Compañía Limitada opte por realizar la apelación al fallo de la Corte de Apelaciones de Antofagasta, el caso será analizado por la Corte Suprema de Justicia en Santiago, que dirimirá finalmente si confirma el fallo de la justicia, lo revierte o realiza otras consideraciones.