Sindicatos de la gran minería se suman a protestas por el Fondenor

Dirigentes mineros junto a la alcaldesa Marcela Hernando.

Junto con los alcaldes, los estudiantes y movimientos ciudadanos, ahora son los mineros quienes se suman a esta paralización que exige recursos permanentes del cobre para las comunas del norte, como compensación por los daños sociales y ambientales que provoca la actividad minera.

Con la finalidad de entregar su respaldo a los municipios de las zonas mineras del país, dirigentes de la Federación Minera de Chile, la cual agrupa a 18 sindicatos de la gran minería privada del país, se reunieron con la alcaldesa de Antofagasta, Marcela Hernando.

Durante el encuentro, Carlos Retamales, tesorero de la FMC, hizo hincapié en “la necesidad de impulsar un proceso de movilización ciudadana que permita a nuestra ciudad despertar del letargo existente frente a la discusión de temas trascendentales para el desarrollo futuro de nuestra zona , como lo es el proyecto Fondenor que quiere imponer el gobierno”.

En este sentido, Agustín Latorre, director de comunicaciones de la Federación Minera dijo que “estamos frente a un proyecto de desarrollo empresarial en desmedro de políticas de desarrollo a nivel país . Por eso, el llamado es a sumarse a la jornada de protesta de este viernes 18 de mayo, la cual partirá desde la Plaza Colón”.

Publicidad

Por su parte, la alcaldesa Marcela Hernando, agradeció el respaldo de los trabajadores mineros a la vez que reiteró “la convocatoria a toda la ciudadanía para participar de la marcha organizada , a contar de las 10 de la mañana de este viernes , en conjunto con los alcaldes de la segunda región”.

Contratistas se movilizan

Paralelamente, trabajadores contratistas bloquearon los accesos a las faenas de Chuquicamata, Radomiro Tomic, Ministro Hales, Gabriela Mistral y el camino a El Abra, en el marco de una jornada nacional de movilizaciones del sector.

El presidente de la CTC, Cristián Cuevas, señaló que próximamente podrían sumarse mineros de la minera privada Escondida, agregando que se trata de una movilización para llamar la atención sobre el deterioro de la calidad de los trabajos y los sueldos de los contratistas de la gran minería, que sufren discriminación respecto a los trabajadores de planta.