Intendente de Antofagasta celebró admisión de querella contra militantes del Partido Comunista en Calama

El Intendente Regional de Antofagasta, Edgar Blanco, celebró que el Juzgado de Garantía de Calama declarara admisible la querella interpuesta por el Gobierno en contra de tres militantes del Partido Comunista detenidos en su sede partidaria en la capital loína.

De acuerdo a lo planteado por la Intendencia de Antofagasta, la querella está dirigida contra estas tres personas “y todos quienes resulten responsables de los delitos vinculantes que puedan ser acreditados, tras el hallazgo de elementos incendiarios y artículos para la alteración del orden público“.

El pasado 26 de noviembre, Carabineros concurrió hasta la sede del PC en Calama cerca de las 2 de la madrugada, alertados por un llamado telefónico sobre robo en el lugar, de acuerdo a la versión policial.

Publicidad

En la oportunidad se decomisaron elementos como lienzos, bidones, protectores de ojos, mascarillas y otros elementos utilizados en protestas. En tanto, desde la dirección regional del PC descartaron estas versiones y acusaron que se trata de una forma de criminalizar a dirigentes, militantes y simpatizantes de ese partido político, como también a quienes se movilizan en las calles.

Respecto a los objetivos de la querella, el Intendente Blanco señaló que “Lo que busca justamente esta querella es perseguir y castigar aquellas personas que quieren desestabilizar nuestro Estado de Derecho. Lo que ocurrió en Calama, es un situación tremendamente grave y que gracias al actuar de vecinos y Carabineros, se pudo identificar a las personas y elementos incendiarios que estaban destinados a construir barricadas y generar desorden público“, señaló Blanco.

Asimismo indicó que desde la Intendencia van a poner todos sus esfuerzos para que el proceso siga adelante y “se pueda esclarecer y sean castigados todos quienes resulten responsables de los actos que la justicia determine”.

La autoridad regional también se refirió a las cifras entregadas por la fiscalía de Antofagasta, donde se dio a conocer que el 97,5% de las personas que quedaron en prisión preventiva por delitos como robo en lugar no habitado y receptación (saqueos), porte de municiones, amenazas contra la autoridad, entre otras, ya tenían antecedentes penales previos al inicio del estallido social, por lo cual sus actividades delictuales no comenzaron durante el proceso de movilizaciones, sino que venían desde mucho antes.

El Intendente Blanco señaló al respecto que “en Antofagasta tenemos que buscar las distintas formas de poder perseguir y castigar aquellas personas que han realizado actos vandálicos o también saqueos. Los avances que se han presentado e informado desde la cámara de diputados van en esta línea ya que tener la tipificación de delitos de saqueos o barricadas, permitirá elevar las penas para aquellas personas que buscan solamente alterar las libertades de los que vivimos en Chile y que queremos hacerlo en paz”, puntualizó Blanco.