Chile repite error histórico del Salitre y el Cobre privatizando el Litio

El Litio es utilizado entre otras cosas, para fabricar baterías. Chile posee las mayores reservas a nivel mundial de este mineral, pero el gobierno quiere dejar su explotación a empresas internacionales.

Lo que muchos temían, parece haberse vuelto realidad. Pese a la experiencia de lo acontecido con el Salitre y el Cobre, donde el estado chileno decidió entregarlos a manos privadas y permitir que inversionistas internacionales explotaran estos recursos naturales, dejando al país sin la opción de obtener millonarias ganancias y recibiendo a cambio graves daños sociales y medioambientales, el gobierno del presidente Sebastián Piñera decidió optar por repetir la historia y privatizar el Litio.

La noticia la confirmó el Subsecretario de Minería, Pablo Wagner, quien señaló que hasta el el 31 de julio se venderán, por 150 mil pesos, las bases del programa de licitación que otorgará el contrato Especial de Operación para la Exploración, Explotación y Beneficios de yacimientos de Litio.

Wagner informó que el contratista recibirá una retribución mensual equivalente al 93 por ciento de las ventas brutas y que sólo el 7 por ciento restante será el pago de un royalty al Estado. El funcionario de gobierno defendió que se realice la licitación, ya que en su opinión hay competencia con otras naciones.

Publicidad

Rechazo

Este proceso fue criticado por el diputado y miembro de la Comisión de Minería de la Cámara Baja, Luis Lemus, quien dijo no compartir el que el Gobierno entregue un mineral estratégico para el futuro del país vía administrativa.

“Hoy estos contratos que se están licitando son absolutamente inconsultos al Congreso Nacional, no sabemos efectivamente los verdaderos alcances que podría tener un contrato de este tipo y creemos que, de alguna manera, se vulnera la propia soberanía nuestra, en el sentido de que podemos tener un material estratégico que lo podría haber explotado Codelco, en que hubiésemos tenido una ley, en que a lo mejor hubiésemos convivido con el sector privado, pero dejando unas reservas importantes para que el Estado las pudiese explotar”, sostuvo Lemus.

También se han referido al respecto economistas, como es el caso de Marcel Claude, quien criticó en duros términos este hecho.

“Resulta repugnante darse cuenta de cómo se tejen los hilos en Chile. Mientras por una parte, los estudiantes dan una lucha épica por educación pública, lo que obviamente pasa por disponer de los recursos financieros necesarios para ello; los hospitales están sumidos en una severa escasez de camas, médicos, paramédicos; las viviendas sociales son una muestra de la falta de respeto por la vida y el bienestar de las personas. Por la otra, las autoridades chilenas se aprestan para dar curso a otro nicho de negocios que tiene a los empresarios-depredadores expectantes, dado que el litio es un recurso estratégico para el desarrollo futuro, más aún en el escenario de la creciente sustitución del petróleo por energías no convencionales, que requieren usar ampliamente la acumulación de energía, es decir, baterías que utilizan el litio como insumo fundamental”, manifestó.

Desde la Federación de Trabajadores del Cobre y la Confederación de Trabajadores del cobre, ya se analizan movilizaciones para que el Litio no sea privatizado y en cambio, sea explotado por el estado chileno asegurando de este modo recursos para la educación, hospitales y viviendas.