Entre buenos y malos comentarios: La experiencia extranjera en Antofagasta

El racismo es un concepto que lleva años sin poder resolverse en donde actualmente Estados Unidos (EEUU) se a vuelto protagonista tras la muerte en manos de policía de George Floyd.

Se han desarrollado grandes diversas manifestaciones y disturbios en dicho país, lo que ha generado la comparado con lo que ocurrió en 1968 con la muerte de Martin Luther King Jr, líder en la lucha por los derechos civiles en EEUU.

La marcha racista que fracasó

Publicidad

El racismo y la discriminación se encuentra también en Chile y la región de Antofagasta no es la excepción, en donde la población inmigrante cada año sigue aumentando, según el Departamento de Extranjería y Migración (DEM) y la Institución Nacional de Estadísticas de Chile (INE), la última estimación en diciembre del año pasado indica que en el país residen 1.492.522 personas extranjeras, del cual 37.757 pertenecen a la “Perla del Norte”.

Múltiples extranjeros llegan al país con el fin de buscar nuevas oportunidades laborales y muchos de ellos tienen que lidiar con la xenofobia y con el prejuicio.

Uno de los casos más graves de racismo en Antofagasta se llevó a cabo en agosto del 2019 tras una convocatoria racista, llamada Movimiento Social Patriota o “Marcha Antimigrantes”, en donde el llamado fue a rechazar la presencia de inmigrantes en el país. La marcha finalmente no tuvo una gran convocatoria y solo provocó el rechazo generalizado por parte de la población y por instituciones.

Entre buenas y malas experiencias

Pool, es un extranjero oriundo de Haití, llegó hace 5 años a la ciudad y decidió no mostrar su identificación completa debido a posibles represalías, se vino a Chile para encontrar mejores condiciones laborales, pero lastimosamente tuvo que enfrentarse con la discriminación, “cuando llegué, fueron los días más complicados que me tocó vivir, estar acá implica empezar de cero, uno viene a buscar mejores oportunidades para brindarle a la familia”

“Cuando mis hijos empezaron a ir al colegio estuvieron una semana y no quisieron volver, porque sus compañeros los molestaban por su color de piel y la forma en que hablaban, sus compañeros los aislaban”, agregó.

Al ser consultado sobre su primer empleo, el aludido reveló que “estuve un tiempo en donde mis compañeros me molestaban por mi color de piel pero no de una forma pesada sino que chistosa como ´buena negro´ o me comparaban con un personaje que sale en la televisión”.