“Sergio Pérez y José Villagrán no nos representan”: Camioneros del norte no apoyan el paro y trabajan con total normalidad en Antofagasta

La totalidad de los camioneros del norte del país, especialmente en la región de Antofagasta, no apoyan y rechazan de plano los violentos actos de sabotaje realizados por grupos aislados en el sur apoyados por algunos políticos. El vicepresidente de CNDC y presidente de la Federación del Norte, Juan Bassi, llamó a la responsabilidad y afirmó que la minoría de camioneros que apoyan el paro "han perdido el objetivo de lo que es una movilización de camioneros, nosotros estamos para construir y no para destruir”.

La totalidad de los camioneros agrupados en la Confederación Nacional Dueños de Camiones de Chile (CNDC) y la Federación del Norte, rechazan totalmente y no apoyan el paro convocado por algunos grupos aislados de propietarios de camiones del sur, que en una violenta arremetida respaldada por algunos políticos e incluso miembros del gobierno, busca amenazar al país para lograr la aprobación de 13 leyes que coinciden exactamente con la agenda de seguridad que quiere impulsar el Gobierno de Sebastián Piñera para impedir nuevas protestas, tras las movilizaciones sociales de los chilenos en octubre del 2019.

En conversación con El Diario Antofagasta el empresario y representante de los camioneros el norte de Chile, Juan Bassi, Vicepresidente nacional de la CNDC y presidente de la Federación del Norte, que abarca desde la región Arica hasta Coquimbo comentó cuales son las razones por las cuales no respaldan de ninguna manera esta movilización. De hecho, en todas las regiones del norte del país, especialmente en la región de Antofagasta, trabajan con total y absoluta normalidad, abasteciendo a la población y las faenas mineras.

Juan Bassi explicó que las confederaciones que convocan la movilización no representan realmente a los camioneros y que las razones de este tan promocionado paro de camioneros que en realidad no cuenta con el respaldo de los camioneros, son fundamentalmente políticas.

Publicidad

Sergio Pérez y José Villagrán hablan de un paro nacional desde Arica a Punta Arenas pero ellos no nos representan a nosotros, porque es una entidad que no lleva más de 8 años, nosotros como confederación nacional CNDC tenemos 65 años en nuestras actividades, explicó el dirigente de los camioneros.

El dirigente representante de los camioneros del norte del país, indicó además que Lo que pasa en la Araucanía es un tema netamente político, no es un tema que nosotros vamos a ir a resolver el problema allá, no somos los especialistas en el tema”, señaló, agregando que los grupos que convocan el paro “hablan de temas de seguridad, en general en todo el país hay inseguridad, a nosotros los camioneros de la zona norte también nos roban los concentrados, nos roban el cobre, pero hay seguros por el medio y ellos son los que tienen que hacerse responsables”.

CONSTRUIR Y NO DESTRUIR

Respecto a los actos de violencia perpetrados por algunos integrantes del minoritario grupo de camioneros movilizado en el sur, que incluso han desarrollado fiestas en plena ruta a pesar de los protocolos de Covid-19, Bassi apeló a la responsabilidad que deben tener los camioneros, que es la que demuestran la inmensa mayoría que no se suman a la movilización y siguen trabajando.

“Esta paralización que están haciendo en este tiempo después del estallido social y ahora la pandemia, es una irresponsabilidad, han pedido el objetivo de lo que es una movilización de camioneros, nosotros estamos para construir y no para destruir, explicó Juan Bassi.

En la región de Antofagasta como en el norte del país los camioneros en todo momento han trabajado con normalidad, sin registrarse la más mínima señal de paralización y por el contrario, existe rechazo entre los camioneros y propietarios del transporte a las acciones de sabotaje desarrolladas por algunos políticos en el sur del país.

Estas acciones de sabotaje al país han contado con una débil o nula respuesta policial por parte del Gobierno de Sebastián Piñera, hecho que contrasta notoriamente con el actuar frente a actos de movilización ciudadana, como quedó de manifiesto desde octubre de 2019.