Aulas vacías marcan retorno a clases presencial en Antofagasta: A pesar de escasa asistencia en la región seremi realizó balance positivo

Establecimientos municipales, en decisión adoptada democráticamente por los apoderados preocupados por la salud de sus hijos y familias, optaron por la seguridad de la modalidad online. Seremi de Educación se trasladó a Calama donde algunos establecimientos realizaron clases presenciales, con escasa asistencia. "Yo estoy feliz por las comunidades escolares, porque efectivamente las clases presenciales son irremplazables", indicó el Seremi Hugo Keith.

La inmensa mayoría de las familias de la región de Antofagasta optó por no enviar a sus hijos a clases presenciales, ante el temor de contagios de Covid-19 que ya fueron confirmados por el Colegio de Profesores, tras el insistente retorno a clases presencial promovido por el Ministerio de Educación.

Los establecimientos municipales, en decisión adoptada democráticamente por los apoderados preocupados por la salud de sus hijos y familias, optaron por la modalidad online, mientras que algunos establecimientos particulares y subvencionados iniciaron el retorno presencial con muy baja asistencia de estudiantes que en su mayoría optaron por la seguridad y modernidad de las nuevas tecnologías.

El Seremi de Educación, Hugo Keith junto con el jefe del Departamento Provincial de Educación El Loa, Jefferson Contreras, dieron inicio oficial al año escolar 2021 en un establecimiento subvencionado de Calama, donde llegaron 170 alumnos, según las autoridades.

Publicidad

“Nosotros estamos contentos como Ministerio de Educación y yo estoy feliz por las comunidades escolares, porque efectivamente las clases presenciales son irremplazables. La función de los profesores y profesoras no es reemplazable, por lo tanto, en la medida que volvamos a clases se seguirá reconociendo el tremendo trabajo que realizan los docentes. Las escuelas son un lugar de acogida, de aprendizaje, pero fundamentalmente de relaciones sociales y humanas”, señaló el seremi de educación Hugo Keith Acevedo, insistiendo así en su opinión de que valdría la pena que niños y profesores corran el riesgo de las clases presenciales.

Asimismo agregó que el retorno gradual y con un sistema flexible de clases “ayudará a generar las confianzas necesarias de las comunidades educativas mientras continúa el proceso de vacunación contra el Covid-19 en todo el país”.

Medidas para un retorno seguro

En el primer día de clases, siempre según las autoridades gubernamentales, se pudo apreciar un aforo reducido en las salas de clases en los pocos colegios que abrieron sus puertas, al igual que en los espacios comunes, donde la norma fue respetar el distanciamiento social.

“Es un balance positivo, balance que entrega mucha confianza a nuestra comunidad educativa, consideramos que las medidas de seguridad y de limpieza estuvieron acorde a lo que nosotros esperábamos, superamos las expectativas de la cantidad de estudiantes que llegarían”, indicó el director del Colegio Calama, Carlos Codd.

La versión oficial del Seremi de Educación señaló en un comunicado de prensa que padres y apoderados también asistieron al primer día de clases, acompañando a los pocos estudiantes que llegaron en al retorno a las aulas. “Han estado tanto tiempo encerrados los niños y mi niña quería venir al colegio. Aquí pusieron seguridad y cuidado por eso he decidido enviar a mi hija. Me da tranquilidad que venga”, manifestó María Yanarico, apoderada del establecimiento, según el comunicado emanado desde la Seremi de Educación.

Posterior a la visita al Colegio Calama, las autoridades se trasladaron hasta el Colegio Nuestra Señora Guadalupe de Ayquina, establecimiento educacional que también ingresó con sistema híbrido, mezclando clases presenciales y remotas.