Ricardo Díaz y atribuciones de futuros Gobernadores Regionales: “Coordinaremos en la macrozona norte un polo para exigir más competencias al Ejecutivo”

El candidato que obtuvo la primera mayoría en las elecciones del 15 y 16 de mayo, adelantó que materias como vivienda y seguridad deben transitar hacia el Gobernador Regional y que planteará dicha situación al gobierno. Díaz realizó un llamado al Congreso a tramitar leyes que entreguen mayor autonomía a las nuevas autoridades regionales.

Cuando restan dos semanas para la segunda vuelta de la elección de Gobernadores Regionales, el candidato que obtuvo la primera mayoría en las elecciones del pasado 15 y 16 de mayo, Ricardo Díaz (IND – PRO), se refirió las competencias que tendrán las nuevas autoridades regionales, a raíz de las leyes de traspaso de competencias que se discuten en el Congreso.

Para Díaz, “El gobernador regional es actualmente una autoridad que su mayor peso está en la soberanía popular. Sin embargo, la figura del delegado presidencial, concentra atribuciones importantes que aún hay que descentralizar, como es la seguridad y la vivienda Pediremos que SERVIU esté en el arco de atribuciones de los Gobernadores Regionales”.

Asimismo, el candidato progresista que obtuvo cerca del 40% de los votos, por sobre el 21% que obtuvo su actual competencia, en aspirante de Chile Vamos, Marco Antonio Díaz, indicó que “Generaremos un trabajo en conjunto desde la macro zona norte con los demás gobernadores y municipios, para solicitar más descentralización y autonomía regional”.

Publicidad

Las actuales atribuciones de los gobernadores regionales son solo un punto de partida en el proceso de descentralización que comenzamos a vivir como país. Necesitamos crear soluciones desde los territorios a temas fundamentales como el transporte, el orden y la seguridad, y otros servicios públicos que no pueden seguir esperando respuestas desde Santiago”, señaló.

Por último, el líder de la centro izquierda criticó la figura del Delegado Presidencial, “que representa uno de los últimos vestigios de un país híper presidencialista y centralizado. Espero que el Delegado Presidencial sea un aporte y no un obstáculo para el desarrollo de la región”.