17.6 C
Antofagasta
Sábado 26 de Noviembre del 2022 08:45

UCN elabora réplicas de objetos arqueológicos para público no vidente

Las piezas serán exhibidas desde el próximo año en el Depósito Arqueológico Museable de la Universidad Católica del Norte en San Pedro de Atacama.

Lea también:

Gracias a la tecnología 3D, el público no vidente podrá vivir notables experiencias sensoriales a través de réplicas de valiosas piezas arqueológicas dentro del espacio expositivo implementado por el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Museo R. P. Gustavo Le Paige S.J. (IIAM) de la Universidad Católica del Norte (UCN) en un área acondicionada de los depósitos de las colecciones que resguarda la Institución.

Los objetos están siendo confeccionados en el marco del proyecto “Depósito Arqueológico Museable Inclusivo”, financiado por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes, Fondart Regional, convocatoria 2021 del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

Este proyecto, en ejecución desde mayo de este año, busca producir un acercamiento y valorización hacia el patrimonio para efectivamente todo el público. Para ello se está trabajando en generar las condiciones materiales que permitan convertir el actual Depósito Arqueológico Museable en un espacio “inclusivo” de experimentación y participación sensorial y emocional para todo tipo de visitantes.

El proyecto integra, además de las réplicas de piezas arqueológicas en 3D, textos en braille, audioguía, accesos adecuados para personas con movilidad reducida y recorrido virtual. “Es nuestro afán democratizar la exhibición y convertirla en un lugar accesible para todos. Por ello incorporamos en el diseño de experiencias sensoriales la audioguía explicativa, entre otras iniciativas que, en complemento con planificación de actividades educativas adaptadas, convierten este espacio en un
recinto expositivo de carácter inclusivo”
, dijo el conservador a cargo del proyecto, Mg. Arturo Torres.

En tanto, la seremi de las Culturas, las Artes y el Patrimonio de Antofagasta, Gloria Valdés, valoró la implementación de nuevos métodos para hacer más accesible e inclusiva la exhibición de piezas arqueológicas, “iniciativas que como
ministerio y seremi de las Culturas destacamos y apoyamos con el objetivo de ampliar el acceso y la entrega de bienes culturales y patrimoniales a la comunidad, en este caso no vidente”.

PROCESO
Las piezas en 3D son confeccionadas de manera autogestionada por la UCN. Un equipo de asesores patrimoniales, compuesto por las arqueólogas Dra. Valentina Figueroa y Dra. Helena Horta, y el antropólogo y director del IIAM, Dr. Carlos Chiappe, participan en la selección de los objetos representativos de la colección arqueológica para replicarlos y colocarlos en estaciones sensoriales al interior del depósito museable como material didáctico sensorial y complementario a la muestra.

El diseñador Juan Cruz ejecuta el proceso de la reproducción, mediante el escaneo y edición virtual de cada pieza. Posteriormente, las confecciona en una impresora 3D, generando objetos de gran calidad y detalle visual. “Ahora estoy
elaborando réplicas de materialidad madera. El trabajo es muy minucioso; las piezas son frágiles y tomamos todos los resguardos para que no se dañen y eso tiene un grado de complejidad”
dijo.

Dentro de las piezas elaboradas destacan los queros, vasos utilizados para beber y ofrendar chicha de maíz fermentado en el marco de ceremonias específicas. Provienen de ajuares funerarios atacameños, aunque son objetos rituales importados y dos de ellos representan a personajes de alto rango de la sociedad Tiawanaku (altiplano boliviano). “Estos queros son testimonio de la red de intercambio de larga distancia centrada en objetos de valor simbólico-religioso, en la cual participó la sociedad atacameña entre el 400-1100 d. C.”, dijo la arqueóloga, Dra. Helena Horta.

Otro de los objetos que fue replicado es una figurilla tallada en madera que representa a una entidad femenina. Según explica la arqueóloga Dra. Horta, “en base a su estilo se ha establecido que proviene del noroeste argentino, probablemente como intercambio con la sociedad Aguada, entre el 600-1000 d.C., constituyendo una pieza excepcional de nuestra colección”.

- Publicidad -

EN PORTADA