Masturbacion femenina: El placer de un “pecado”

que alrededor del 30% de las mujeres recurren a esta “terapia” como sustituto de los ansiolíticos

Tres antofagastinas dejan de lado el tabú existente en la sociedad respecto a este tema y nos revelan su íntimo proceso de exploración personal. Los nombres de algunos de los testimonios han sido modificados por estabilidad laboral de las fuentes.

Cuando Liliana Felipe, actriz, cantante, pianista y compositora argentina  habla de la masturbación femenina en uno de sus recitales, aborda el tema  con naturalidad e incluso le pone un toque de humor cantando “Si diosito hubiese querido que no masturbara o masturbase, me hubiera puesto el sexo más abajo, o las manos más arribas o las tetas en la espalda”. Palabras y concepciones muy diferentes a lo que muchos aún en la actualidad piensan respecto al tema de la masturbación femenina en la sociedad.

El sexólogo Cristián Thomas, del Cetro de Estudios de la Sexualidad de Chile, afirmó en una entrevista que si bien en la actualidad el número de mujeres que explora la masturbación es mayor, sólo el 80% de las mujeres se masturba y gran parte de ellas comienzan luego de su primera relación sexual y que un 20% nunca intentará la autoexploración.

María La Virgen cómo nombraremos secretamente a esta joven Evangélica Protestante de 21 años que afirmó “la masturbación es un pecado, por algo en ningún lugar de la biblia se autoriza, y es más es castiga.” Nos cuenta que cuando realizó el bautismo tomó sus ropas blancas y eso significó, desde ese momento llevar la pureza, y la masturbación sería como manchar la tela, o teñir el alma, pensamiento completamente opuesto al de Mary Jane como denominaremos a una joven profesional de 25 años, para quién la masturbación es una conexión mística de las más intensas, y de alguna manera una evolución espiritual.

Publicidad
fuente .quo.es

“Es un acto íntimo de conocerse a uno mismo y creo que de allí parte todo el entendimiento de lo que pueda venir con la masturbación… si uno lo hace bien y aprende , llega un grado espiritual transcendental que al final, es el más místico porque lo haces contigo mismo” Confesó Mary Jane, también nos cuenta que si bien su incursión en la práctica de ésta saludable actividad comenzó desde muy niña, con las típicas exploraciones del cuerpo, fue tan sólo a los 14 años que comprendió se denominaba masturbación.

El uso de la masturbación, no tan sólo sirve para conocerse a una misma, Morton Hunt, psicólogo, asegura que alrededor del 30% de las mujeres recurren a esta “terapia” como sustituto de los ansiolíticos y para aliviar tensiones de cualquier tipo.

¡Cuidado niño te saldrán pelos en las manos!, ¡vas a convertirte en eyaculador precoz!, y cuánta tontera no se les a dicho a los pobres hombres desde que son pequeños, afortunadamente el crecer les a dado la razón, masturbarse no es malo, pero ¿a las chicas sus madres les hablaran de eso?. A pesar  de que con los años muchos tabúes, que rodeaban a la masturbación masculina han sido derribados y hoy se toma y por supuesto, se les enseña cómo algo natural, en el caso de las mujeres la cosa sigue siendo un tema prohibido, algo sucio y mal visto, cuando por el contrario es inofensivo, sano y ayuda a la mujer a conocer mejor su propio cuerpo.

Jimena Solar de 29 años nos cuenta que piensa que si desde niña te encontraron explorándote y te prohíben hacerlo y bloquean esa búsqueda de placer, “muchas veces la familia infringe el ‘castigo’ cuando los pillan y en ese momento se activa, inmediatamente la culpa el sentirse ‘anormal’… ahora con respecto a las que no lo admiten, es casi por lo mismo, un mandato cultural de que la mina que se masturba es degenerada, no es una niña bien”

Se tiende a pensar que los hombres tienen un libido más alto, pero esta creencia es

fuente .quo.es

falsa,  “un 42% de las mujeres se excita más rápida e intensamente que el promedio de los hombres; y la mayoría es capaz de tener más orgasmos” afirmó Jesús Ramos Brieva, sexólogo, quién a demás comenta que la casi la mitad de ellas son multiorgásmicas siendo precisamente este grupo en particular, el de mayor frecuencia en masturbación.

Para Jimena Solar el punto de inflexión se produce por la mala base en la denominada “Educación Sexual”, principalmente por que no abarca las aristas de manera holística, pues en la actualidad el tema es netamente reproductivo o biológico para ambos géneros y que detrás de esto existe un discurso machista, de como esta diseñada la estructura con la cual se “enseña” la sexualidad “Es necesario para tener una sana sexualidad incluso si ese esta en pareja porque tiene que ver con el placer, con conocer tu cuerpo, lo que te gusta, liberar el cuerpo del poder, y de no ser sujetos atados a una estructura de poder” afirmó con dejo de indignación por el conservadurismo con el que es tratado el tema.

Según Ramos la masturbación se produce por que “con ninguna otra actividad sexual se alcanza un 96% de probabilidades de llegar al clímax. Dos de cada tres reconoce hacerlo para satisfacer la excitación”. Muchas de estas mujeres logran encontrar en la masturbación no sólo goce, si no también la posibilidad de conocer su cuerpo e incrementar sus posibilidades de llegar a múltiples orgasmos a la hora tener relaciones sexuales.

Solar al igual que Mary Jane comenzó desde muy niña con los típicos “juegos de exploración” fue adquiriendo con el tiempo conciencia de que eso, era placentero y que podía auto complacerse… “en la vida diaria lo más sano sería tener un orgasmo al día mínimo, pero a veces por tiempo o falta de espacio y privacidad no se puede… requiere cierto tipo de ritual, si la cosa no anda al lote” bromea mientras bebe un café y comenta que para ella las mujeres que  no se masturban, es por que lo consideran algo sucio por que así se lo han inculcado por mera cuestión cultural. tiene que ver con los prejuicios y la moral con la educación la familia, la crianza”

Los tiempos han cambiado y la sexualidad ya no se mira con ojos de perversión, como algo sucio y de que avergonzarse, si no más bien como algo inherente a cada ser humano, algo “bello, sano y natural”, como dice Mary Jane quién nos relata que fue por una amiga qué decidió llevar la masturbación a otro nivel integrando un vibrador, “una vez un amiga muy sabia dijo; ‘los hombres lloran y las mujeres se masturban’, había terminado una relación y se me ocurrió comprarme a los 22 años mi primer y hasta ahora único ‘amigo’ ”.

El sexólogo y psicoterapeuta César Pérez, del Imesex afirmó que una de las diferencias en cuanto a la masturbación femenina y masculina, es que el hombre se limita al frotamiento del pene, mientras la mujer, utiliza sus senos, manos, clítoris, labios vaginales, y principalmente su imaginación. “no sólo se estimulan el clítoris, sino que juegan con sus senos y todas sus zonas erógenas; mientras que ellos se basan principalmente en el frotamiento de su órgano sexual”

Hace unos años parecía casi impensable que una mujer joven 20 años o más, asumiera abiertamente masturbarse y mucho menos admitir tener un vibrador, dildo, bolitas chinas o juguetitos varios. Pero hoy gracias a que la mujer a empezado a demostrar un rol liberador, el temor de las mujeres a asumir la masturbación se ha ido desapareciendo .mientras aumenta el poderío individual por medio de la liberación sexual, el autoconocimiento y la autosatisfacción.

“Si la masturbación es autosatisfacción, es un hecho lleno de egoísmo y sucio, el coito es para procrear la vida y recibir a Dios” Afirmó María la Virgen para quién la masturbación es un hecho pervertido, si creencia se genera debido a su paupérrima educación sexual, sin olvidar el importante hecho de que siempre le han dicho que el sexo es pecado.

Mary Jane cuenta que la positiva experiencia que la masturbación se debió a su incursión temprana y natural sin estigmas y connotaciones negativas. “Se da desde que somos pequeños, la sociedad hizo un cuento satánico con la masturbación, yo soy mama y de chicos los niños se tocan, es un proceso normal del que no debería hacerse un escándalo  comentó, a demás piensa que darle a los niños su espacio y dejar que evoluciones de manera normal dentro de sus necesidades, con una buena formación sexual, de que conocer el propio cuerpo es la mejor manera de conocerse a uno mismo.

Podemos concluir que concuerdes o no públicamente con la masturbación femenina, al cerrar los ojos la fantasía viene sola a tu cabeza y cualquiera siéntase libre de dejar sus manos escapar, que si ha de ir al infierno que sea entre orgasmos.

 

Fuentes utilizadas
Quo.es 

centroamara

del10.com.ex