Impactante: Le quitaron los ocho carros de supermercado que eran su único hogar

El indigente en momentos que era desalojado. Fotografía: IMA
Junto a cartones y frazadas, unos carros de supermercado eran el único refugio con el que un hombre evitaba pasar las noches a la intemperie en Antofagasta. Esto, hasta que fue desalojado y sus pocas pertenencias enviadas a la basura, en el marco de una campaña de desalojo contra los indigentes.

Sin lo poco y nada que tenía, quedó un hombre de aproximadamente 40 años, que había construído su refugio en el borde costero de la ciudad de Antofagasta con 8 carros de supermercado, luego que un nuevo operativo de desalojo realizado por la Municipalidad de Antofagasta, junto a personal de la PDI y Carabineros, lo despojara de lo poco y nada que tenía.

En cuestión de minutos, funcionarios de la dirección de aseo, que acudieron a la altura de Avenida Grecia con Salvador Reyes, desarmaron completamente el hogar del infortunado hombre, armado con 8 carros de supermercados, los cuales habían sido forrados con frazadas y cartones por parte del indigente, como forma de resistir las húmedas noches de la Perla del Norte.

Una por una, las especies utilizadas por el desafortunado, fueron requisadas y arrojadas a un camión contenedor de basura. Entre ellas, destacaba una desteñida toalla que alguna vez lució los colores de la bandera chilena. Todos estos objetos fueron llevados directamente al vertedero de basura ubicado en La Chimba.

Publicidad

Al respecto, el Director de Seguridad Ciudadana del municipio, Julián Requena, manifestó que “esto es algo habitual en las personas en situación de calle, que arman sus refugios con estos elementos porque el ambiente en que viven es de alta humedad, pero a la vez están cometiendo un delito ya que están apropiándose en forma indebida de objetos que pertenecen a los supermercados, y nosotros como municipio tenemos la obligación de entregarlos a los Juzgados de Policía Local como especies abandonadas en la vía pública”.

Entre las pertenencias enviadas a la basura, se encontraba una desteñida bandera chilena.
Requena agregó que estos desalojos en contra de quienes poco y nada poseen, obedecen a “una campaña de la municipalidad, impulsada por la alcaldesa Marcela Hernando, de recuperar los espacios de uso público para la ciudadanía, y no para que personas se instalen y se apropien de ellos donde hacen sus necesidades biológicas, acumulan basura, crean un ambiente negativo en la parte sanitaria, además de crear una pésima imagen de la ciudad”.

 

El operativo de desalojo también consideró el costado sur el Puerto de Antofagasta, en donde dos hombres y una mujer mantenían armada una choza elaborada con cartón y maderos. Al interior, compartían un pequeño espacio y dormía en un solo colchón, que se encontraba mojado producto de la gran humedad existente en ese lugar.

Ni la Municipalidad de Antofagasta, ni personal de Carabineros o la PDI se refirieron al destino de los desalojados y en qué condiciones enfrentarán las noches siguientes a su desalojo.