Ripley Antofagasta ofrece a sus trabajadores bono de colación más bajo que el de Lavín

Trabajadores hicieron efectivo su derecho a huelga en demanda de mejores condiciones laborales y protestan en el frontis de la empresa, en respuesta a que la compañía se negó a dialogar y aceptar la propuesta del sindicato durante el proceso de negociación colectiva.

Marko Tapia vía Twitter

Justo en el día que el INE entregó las nuevas cifras de empleo de la región de Antofagasta, indicando que existe un aumento en el número de puestos de trabajo, la realidad de la precariedad laboral vuelve a dar una bofetada en la cara a las estadísticas oficiales.

Es en este marco que su derecho a huelga hicieron efectivo a contar de este viernes, los trabajadores de Ripley Antofagasta, dado que la empresa se ha negado a llegar a un arreglo con los trabajadores, negándose a dialogar  y aceptar la propuesta de negociación entregada el pasado 17 de abril.

Según informó la Federación de Sindicatos de Empresas Ripley (FESER), que congrega a 20 sindicatos y a más de 3.400 trabajadores a nivel nacional, la propuesta de la empresa para los trabajadores de Antofagasta era equivalente a un promedio de $5.000 pesos mensuales de aumento real.  Por su parte, el sindicato ha solicitado un reajuste de cerca del 20% y aumentar salarios que bordean el sueldo mínimo.

Publicidad

Leandro Cortez, presidente de la FESER, explica que el retail tiene categorías de vendedores y por ello hay diversidad de pagos por la misma labor dentro de la empresa. “Lo de los vendedores integrales es una realidad que pasa a nivel nacional. Antes de que se promulgara la ley que define que ningún trabajador pueda ganar menos que el mínimo, los vendedores tenían sueldos de $50.000. Cuando sale esa ley, de ahí en adelante ningún trabajador puede ganar menos que el mínimo. Pero los que estaban contratados antes de la ley alcanzaban el mínimo con las comisiones. Esa situación acá le llamamos ‘pozo’”, explica Cortez.

El dirigente explica que la empresa, además, aplica de manera diferenciada los beneficios alcanzados en los contratos colectivos, repartiendo menos cantidad de dinero a quienes trabajan menos horas semanales o quienes trabajan en seguridad o bodega.

Mediante una decisión unánime, los 200 trabajadores afiliados al Sindicato de Trabajadores Store votaron a favor de iniciar la paralización de actividades, considerando las millonarias utilidades de la compañia, que superan los 58 mil millones de pesos según datos de la Fundación Sol.

Sin embargo, no obstante estas fabulosas ganancias, ofrece a sus trabajadores un bono de colación de apenas $1.175 pesos y un aumento en los sueldos de alrededor de cinco mil pesos por persona.

Los trabajadores movilizados, quienes se manifiestan en el frontis del edificio de cinco pisos de la tienda, ubicada en Calle Prat, recibieron el apoyo de los transeuntes así como de diversas organizaciones sociales y sindicales, además de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Fundación Sol