Nueva cárcel de Antofagasta costó el equivalente a la educación gratuita de 5 mil jóvenes

El nuevo Centro de Cumplimiento Penitenciario ubicado en el Nudo Uribe, costó 55 mil millones de pesos, el equivalente a la gratuidad en sus carreras universitarias para 5.500 jóvenes, suponiendo que los estudios de cada uno costaran 10 millones de pesos.

IMG_7562 (800x533)

Ni por los dos nuevos hospitales prometidos en campaña pero que todavía no se construyen, o un cambio en el modelo educativo que permita aliviar el endeudamiento de miles de familias, se recordará al gobierno encabezado por el Presidente Sebastián Piñera en la región de Antofagasta, a pocos meses de su salida de La Moneda.

Si, por la inauguración de un gigantesco recinto penitenciario, que se realizó este viernes con la presencia de la ministra de Justicia, Patricia Pérez Goldberg y el Director Nacional de Gendarmería de Chile, Marco Fuentes Mercado.

Publicidad

Las autoridades recorrieron las instalaciones de la unidad, ubicada en el sector de Nudo Uribe, a 21 kilómetros de la ciudad y que tiene un total de 37 mil metros cuadrados construidos y 1.160 plazas para internos, además de módulos y túneles de circulación independientes, zonas de alta y mediana complejidad, áreas de tránsito y modernos sistemas de registro y tecnovigilancia

Obras, que han costado más de 55 mil millones de pesos o si lo prefiere, el equivalente a pagar casi dos veces la deuda del gobierno con la región o la gratuidad en sus carreras universitarias para 5.500 jóvenes, suponiendo que los estudios de cada uno costaran 10 millones de pesos.

La Ministra Patricia Pérez destacó los altos estándares del complejo, los que posibilitarán mejores condiciones de reinserción, según se explicó durante la ceremonia organizada por Gendarmería de Chile.

El nuevo C.C.P de Antofagasta es el octavo penal concesionado del país (tras Alto Hospicio, La Serena, Santiago, Rancagua, Concepción, Valdivia y Puerto Montt). Con una historia de más de una década, su proceso de licitación comenzó el año 2002.

El nuevo recinto penitenciario fue poblado el pasado viernes 23 de agosto, mediante un operativo efectuado por Gendarmería de Chile, que contó con la participación de 50 funcionarios que viajaron desde Santiago para apoyar la labor de la Dirección Regional. 1.043 internos imputados y condenados fueron trasladados al nuevo penal en siete viajes desde la antigua cárcel, al penal concesionado.