Debate televisivo congregó a todos los candidatos a diputado por Antofagasta

Guillermo Acuña, Álvaro Fernández, Paulina Núñez, Eslayne Portilla, Miguel Abarca, Jonathan Velásquez, Marcela Hernando, Alejandro Manríquez y Valentín Volta, confrontaron sus posturas.

SAM_2111
El debate fue transmitido en vivo por el canal regional  Antofagasta TV.

Con dimes y diretes, poco respeto por parte de la audiencia y continuos pero disimulados ataques entre líneas de los candidatos, se desarrolló el debate de aspirantes a diputados por el cuarto distrito, llevado a cabo dentro de las dependencias del auditorio de la Universidad de Antofagasta y transmitida en señal abierta por el canal regional de Antofagasta TV.

En la instancia, que convocó a los  candidatos Valentín Volta, Guillermo Acuña, Álvaro Fernández, Paulina Núñez, Eslayne Portilla, Miguel Abarca, Jonathan Velásquez, Marcela Hernando, Alejandro Manríquez y a un grupo de medios regionales fue posible  apreciar las concepciones, convicciones y propósitos de cada uno de los candidatos por la cámara baja. Reuniéndose en esta instancia todos los postulantes, dado a que en oportunidades anteriores se han dado a la ausencia Hernando, Velásquez y Manríquez.

El inicio del debate, que estuvo bajo la conducción de la periodista Carolina Gallo, se inició a eso de las 22.10 hrs, en la reunión los candidatos fueron interpelados por un foro de periodistas los cuales realizaron preguntas abiertas al grupo de postulantes. Instancia en la que se le pregunto al candidato Valentín Volta (DC) si eran efectivas las acusaciones en su contra por la adquisición de un apartamento con los fondos del partido en Santiago, manifestado desentender el tema y acusando una maquinación política en su contra. En la instancia también se le pregunto a la candidata de la centro derecha, Paulina Nuñez, si hacía un mea culpa por el exceso de propagandas en la cual es responsable, aceptando solo algunas acusaciones y afirmando que las multas correspondientes ya han sido canceladas.

Publicidad

Otro tema que dio que hablar en el debate, fue la causa pendiente contra Eslayne Portilla por el no pago de cotizaciones en su canal de televisión, situación que el empresario desmintió, señalando que cuenta con una empresa pequeña.

Una de las tónicas de la jornada fue también las indirectas de ciertos candidatos, citando el caso de Alejando Manríquez (PRO) quien hizo acusación a sus pares Portilla y Núñez por no aparecer con su respectivo presidenciable en las propagandas electorales, o como también la insistencia del candidato independiente Guillermo Acuña de acusar de que no se ha hecho lo suficiente en materias de cuidado medio ambiental y que solo se ha abogado al bien estar de las empresas en vez de la ciudadanía.

Inmigrantes

Otras de las temáticas del debate fue abordar la inmigración en la ciudad, siendo este punto uno de  conciliación entre la mayoría de los candidatos que se mostraron de acuerdo en cambiar las políticas migratorias del país y de ejercer un mayor control con el tema de requerimientos para permitir el ingreso de extranjeros, como también la rápida deportación de aquellos que se encuentren ilegales o con problemas legales en el país, instancia en la cual el candidato Manríquez acuso de racismo en los organismos estatales.

Ya en materias sociales, solo los candidatos Miguel Abarca (Humanista) Hernando, Manríquez y Acuña se mostraron a favor de la despenalización del aborto, la legalización de la marihuana y la aprobación del matrimonio gay, compartiendo los otros candidatos solo ciertos puntos de los tres ejes propuestos por la ciudadanía. El debate transcurrió sin mayores polémicas salvo el afán acérrimo de los grupos políticos que acompañando a sus candidatos, aplaudían y elogiaban a su candidato y pifiaban a los contrarios, entregando un ambiente de poco respeto en la cual se les solicitó más de una vez que se abstuvieran de tales manifestaciones, solicitud que no fue tomada en cuenta.