Hace dos meses, la Comisión de Sociedad Civil y Participación Ciudadana del Consejo Regional solicitó a la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI) la reparación de 17 alarmas de tsunami que se encuentran aún sin funcionamiento. Frente la lentitud en el trabajo y no habiéndose cumplido el plazo para completar el sistema de prevención, que finalizó el 31 de diciembre de 2015, la diputada Marcela Hernando solicitó al organismo el envío de informes de reparación, mantención y fiscalización de las instalaciones con el fin de acelerar la labor.

Protección

Frente a esta situación Hernando señaló que el requerimiento se debió a que ha sido de público conocimiento las fallas en las alarmas anti tsunami, y como una forma de resguardar a la ciudadanía de la Región de Antofagasta, ha pedido información necesaria a la oficina de emergencia respecto del problema. Hace varios meses hemos estado sabiendo en la región de algunos desperfectos o de temas que han quedado en la investigación y no han sido muy bien dilucidados respecto de lo que ha pasado”, explicó la parlamentaria.
Diputada HernandoLa diputada también enfatizó que hay algunas comunas donde se han robados los equipos y los cables, “por lo que las alarmas han quedado sin operar. Por lo tanto, la idea de este oficio es precisamente que nos aclare cuál es la distribución de las alarmas, cuántas son y cuáles de ellas están operativas y serían capaces de responder en caso de que sea necesario.

En el oficio enviado al director de la ONEMI, Hernando requiere además  la entrega de información  sobre el plan de reparación de alarmas de tsunami, el plan de fiscalización y planos de ubicación de dichas instalaciones, junto con la copia de las denuncias sobre el robo y desmantelamiento del cableado en las localidades de Michilla y Tocopilla.

Publicidad