Universitaria huyó por amor

 

CONSTANZA DÍAZ TORO tendrá una gran historia para contar en el futuro junto a su pareja

Un completo giro dio el caso de la estudiante universitaria, Constanza Díaz Toro, de quién se temió su desaparición, luego de que efectivos de la PDI constataran este jueves, que en realidad no se encontraba perdida ni secuestrada, sino que huía de su familia por amor.

En una historia que parece inspirada en una telenovela y que puede servir de lección para muchos padres que intentan intervenir en las relaciones amorosas de sus hijos, la joven estudiante de 17 años decidió irse junto a su novio, producto de tener prohibido mantener su relación con Carlos Barahona, diez años mayor que ella, existiendo incluso una denuncia en la fiscalía de Ovalle, para que Barahona no pudiera acercarse a la joven.

Acorralada por la intransigencia familiar y leyes que les desfavorecen, la joven aprovechó la oportunidad de encontrarse en Antofagasta, para tomar la valiente decisión de reunirse con su amado, abandonar sus estudios y escapar con rumbo desconocido.

Efectivos de la policía de Investigaciones (PDI) se reunieron con los compañeros de la joven, quienes realizaban una intensa campaña de búsqueda, para hacerles saber de la situación y también llamar a la calma, ya que la estudiante se encontraría junto a su pareja en la ciudad de Iquique o Santiago, movilizándose ambos en un automóvil Mitsubishi Colt.

Publicidad

Incluso existió en internet un aviso anunciando la venta de este vehículo hace pocas horas, el cual posteriormente fue eliminado, evidenciando que la pareja hará lo imposible por permanecer unida, pese a la determinación familiar y la intrusión de una legislación que considera a los jóvenes entre 14 y 18 años con discernimiento para ser juzgados si cometen alguna acción delictiva, no así a la hora de decidir su vida familiar y sexual.