Plan Laboral CEIA recibe significativo aporte de la Vega Central de Antofagasta

SONY DSC

SONY DSC

Una entretenida jornada vivieron los estudiantes de la Opción 4 del Liceo B-32 “Dr. Antonio Rendic” quienes pertenecen al Plan Laboral de Cocina y Manipulación de Alimentos del establecimiento. Ellos, gracias a un aporte en dinero que realizó la Vega Central, fueron hasta la Sociedad Comercial para realizar las compras de diversos productos que utilizan para la preparación de alimentos en sus talleres.

Kevin Barañao es uno de los alumnos que fue a La Vega de compras. Primera vez que iba al lugar y quedó fascinado con el recinto. “Me gustó la experiencia, es bonito y me gustaría venir mucha veces más a comprar”.

Publicidad

El encargado del Programa de Integración Escolar de la Corporación Municipal de Desarrollo Social, Alejandro Rojo, comentó que el apoyo de instituciones es fundamental, toda vez que la Alcaldesa Karen Rojo al momento de solicitar la habilitación de la Opción 4 en el Liceo B-32, lo hizo en virtud de la necesidad que existe para brindar oportunidades a jóvenes con Necesidades Educativas Especiales, y con el compromiso de gestionar acciones con el sector privado que sean un aporte para el funcionamiento de estos planes laborales.

“Frente a la necesidad de continuar implementando el plan laboral que está en el CEIA, surge la posibilidad a través de contactos que teníamos anteriormente con la Vega Central, que ellos apoyen a los estudiantes. La Alcaldesa cuando nos pide que abramos la Opción 4 nos solicita que apoyáramos a estos chicos de todas las maneras posibles y buscando asociación con empresas  que tienen un fuerte componente inclusivo ellos (La Vega) estuvieron de acuerdo en apoyarnos y van a aportar en promedio cerca de 900 mil pesos”, explicó Alejandro Rojo.

Desde productos de limpieza, pasando por frutas y verduras, además de harina, aceite y todo material que pueda ser usado para pastelería, buscaron por los pasillos del recinto comercial los alumnos del B-32, en compañía de la docente de Opción 4 Nelly Poblete y el traductor de lengua de señas, Benjamín Pizarro.

SONY DSC

Con las compras realizadas, el primer trabajo será preparar un rico kuchen de manzana. “Yo les doy la receta, les doy las indicaciones y voy supervisando lo que hacen. A ellos les gusta mucho, los motiva y aprenden a trabajar en equipo, ser ordenados”, cuenta la docente Nelly Poblete.

Agrega que la visita a La Vega Central fue “una experiencia maravillosa, excelente porque así los niños ven lo que se compra y cuánto se gasta. El primer semestre vamos a trabajar en pastelería y el segundo cocina chilena e internacional”.

La idea es que con el tiempo esta Opción 4 se transforme en una iniciativa autosustentable y así ya lo están haciendo, porque preparan recetas, las venden y generan dinero para comprar más materiales.

“La idea es que ellos sean autofinanciables, es una iniciativa importante y creo que el aporte de la empresa privada es fundamental para la concienciación de las Necesidades Educativas Especiales en el sistema escolar”, precisa el encargado del PIE.

Los comerciantes quedaron contentos con la visita de los jóvenes estudiantes y así lo manifestó el administrador de La Vega Central, Daniel Aravena: “nos sentimos muy a gusto de cooperar con muchas organizaciones y con este establecimiento en particular. Para nosotros es espectacular el cooperar, es un realce para que los niños vean cómo funciona La Vega, cómo se complementa el olor de frutas y verduras, toda la magia y los precios que son los más bajos”.