Empresa belga buscará cambiar la cara a los terrenos del vertedero de La Chimba

Una nueva imagen podría tener el colapsado vertedero de La Chimba.

La Sociedad de Inversiones Machiels realizará estudios de factibilidad para ofrecer al municipio las alternativas existentes con el fin de recuperar los terrenos del actual vertedero.

Con la presencia del Príncipe Philippe de Bélgica, la alcaldesa Marcela Hernando firmó esta mañana un protocolo de acuerdo con la Sociedad de Inversiones Machiels, empresa belga que desarrollará estudios de factibilidad para la recuperación de los terrenos de La Chimba, una vez que el Vertedero Municipal sea trasladado hasta su nuevo emplazamiento en el sector de Chaqueta Blanca.

Este protocolo, suscrito en el contexto de un desayuno de trabajo y cooperación Belgo-Chileno, con el presidente de esta empresa, Louis Chairman, permitirá que Machiels desarrolle durante un año, estudios que definirán los lineamientos generales que deberá tomar la Municipalidad de Antofagasta para la remediación de estos terrenos, cómo mejorarlos y de qué forma reutilizarlos.

Tal como indicó la alcaldesa Marcela Hernando, el convenio será “una tremenda oportunidad pues se suscribe en un momento donde se han definido muchas cosas, como la ubicación del nuevo relleno sanitario y las bases de licitación para su erradicación”. Además, este estudio entregará la información necesaria para hacerse cargo del entorno del vertedero y de las personas que hoy trabajan en él.

Publicidad

“Es una gran oportunidad que esta empresa belga se instale allí, haga prospecciones y vea cómo podemos cerrar el círculo medioambiental, transformado quizás ese lugar en un parque para la ciudad incorporando a las personas que allí laboran”, manifestó la doctora Hernando.

Del mismo modo, la edil destacó que esta sería la segunda empresa extranjera que trabajará directamente con el municipio (Artelia realiza estudios para el Tren Urbano) lo que da cuenta de las exitosas gestiones de su administración por establecer y facilitar relaciones internacionales, y que Antofagasta es una plaza muy atractiva para empresas que buscan otras oportunidades de negocio que no tienen necesariamente que ver con la minería.

En tanto Gonzalo Valenzuela, director del Grupo Machiels Chile, informó que el objetivo del estudio es evaluar las distintas alternativas de uso de las 71 hectáreas de terreno, para que luego el municipio tome la mejor decisión, entregando posibilidades distintas a las que se darían solo con un plan de cierre.

“Nosotros creemos que allí existe un potencial energético importante, que existe la posibilidad de recuperar materiales para destinarlos a la construcción y que puede convertirse en un punto de desarrollo urbano para la ciudad en el mediano plazo, todo eso será evaluado con un levantamiento de información, estudios físicos, muestras de materiales y una serie de intervenciones que serán monitoreadas desde Bélgica y en Antofagasta”.