Universitarios de Antofagasta la rompen a nivel nacional con diseño de vivienda social sustentable 

Prototipo, que fue seleccionado en el concurso nacional Construye Solar, está en busca de financiamiento para la fase constructiva.

Prototipo UCN sala de estarUna vivienda social sustentable e innovadora que fue diseñada por estudiantes de la Escuela de Arquitectura de la Universidad Católica del Norte (UCN), resultó seleccionada entre los 10 mejores proyectos presentados al concurso Construye Solar. Este, corresponde a una iniciativa público-privada organizada por Minvu y La Ruta Solar, que invitó a las universidades de Chile y del mundo a desarrollar propuestas de construcciones sociales sustentables, con el fin de cambiarle la cara a la vivienda en nuestro país.

El prototipo de la UCN, que reúne las condiciones para ser habitado en un clima determinado -fue pensado para la Región Metropolitana-, debe pasar ahora a la etapa de construcción, para lo cual requiere un financiamiento de aproximadamente 70 millones de pesos.

De acuerdo con las bases del certamen, los prototipos se construirán a escala real en abril de 2017 en la llamada “Villa Solar” en Santiago. Todas las propuestas debían ajustarse al presupuesto de un subsidio habitacional, contribuir a la disminución de la contaminación y generar ahorro energético. Es así que el jurado evaluó la innovación de la propuesta y su aporte a la sustentabilidad, entre otros aspectos.

Publicidad

TRAYECTORIA

Para tomar parte del certamen nacional, durante el primer semestre de 2016 los estudiantes Gabriella Massardo García, Constanza Quijada Baeza y Gustavo Contreras Covarrubia, cumplieron con la etapa de diseño, la que finalizó con una exposición en Santiago donde se presentaron las propuestas universitarias.

El proyecto de la UCN está inserto en la actividad de titulación de los estudiantes de la Escuela de Arquitectura.

El jefe de carrera, Dr. José Guerra, quien lidera la coordinación del equipo, explicó que la iniciativa se asumió como la actividad de titulación por la continuidad temporal que requiere la propuesta. Ésta, incluye tres etapas, el diseño, el proyecto ejecutivo y su construcción. Respecto al financiamiento, señaló que están conversando con empresas de la zona y el gobierno regional de Antofagasta, con el propósito de obtener los recursos necesarios para llevar adelante el trabajo.

Colaboran con el equipo los profesores de la escuela, José Luis Santelices, Claudio Galeno, Augusto Angelini y Massimo Palme; así como el académico de la Facultad de Ciencias de Ingeniería y Construcción, Jorge Omerovic; y estudiantes de la Carrera de Ingeniería Civil y de la Facultad de Economía y Administración de la UCN.

El concurso considera una evaluación de diez ítems o parámetros del proyecto, entre estos el diseño, sistema constructivo, eficiencia energética, trabajo colaborativo, eficiencia de agua y definición de conjunto.

“Nuestra idea es traer la casa prototipo a la UCN e instalarla en la Casa Central, y que sirva como modelo de evaluación en Antofagasta”, precisó el académico.

CARACTERÍSTICAS

La casa básica, de 60 metros cuadrados en la planta baja, incluye implementación de tecnología sustentable y aplicación de energía renovable. Es prefabricada, por lo cual es posible armarla en cualquier lugar.

Por su forma compacta y de doble altura, pretende responder tanto a las demandas ambientales como a las necesidades sociales y económicas actuales, entregando el soporte físico y la posibilidad de generar una futura ampliación en un segundo piso.

Fue planteada como una “cáscara habitable”, con muros perimetrales que alojan el mobiliario, para uso de día y también de noche. En los espacios de dormitorios, las camas se pueden abatir para dar otro uso durante el día a esa zona, además de comedor, cocina, baño y muro vegetal, que es una envolvente que da flexibilidad al espacio (sombra con vegetación perenne). Es de madera y de un sistema prefabricado, lo que facilita su transporte, armado y desarmado.

El diseño está realizado de tal forma que con la menor cantidad de elementos se puedan generar distintos espacios. Se distribuye interiormente solo por la presencia de un volumen central vertical que la organiza horizontalmente en áreas privadas y públicas, posibilitando la conexión visual y física vertical en el interior de la vivienda. También cuenta con un muro servidor, el cual contiene las herramientas requeridas tanto para el habitar como para el equipamiento ambiental.

La cubierta posee un diseño estilo mariposa destinado a captar las aguas lluvias y reutilizarlas de manera eficiente, instalación de paneles fotovoltaicos para el funcionamiento energético de la vivienda, y paneles de agua caliente sanitaria, entre otros detalles.

ESTUDIANTES

Los futuros arquitectos detrás de la iniciativa destacaron que para ellos esta nueva experiencia ha sido enriquecedora, porque los hizo enfrentar la realidad de un proyecto arquitectónico, abarcando todas sus variables para llevarlo a cabo. “Hemos aprendido sobre temas y etapas que van más allá de lo académico, por lo que se termina teniendo conocimientos de todo un poco, además de poder trabajar con otros profesionales, y cómo llegar a ellos”, señalaron.

Para los estudiantes de la UCN, estar entre los 10 mejores es un orgullo, ya que en un principio el equipo era bastante pequeño, mientras que el resultado obtenido les generó una motivación para seguir avanzando y desarrollando su idea. El objetivo final es construir la vivienda, lo que es totalmente beneficioso y motivador para un estudiante de arquitectura. Al fin y al cabo, destacan, es una aproximación muy cercana a la labor que les corresponderá hacer como profesionales.

Respecto a la decisión de tomar parte en el concurso, señalaron que las razones fueron variadas,  entre ellas, por tratarse de un certamen nacional que permite crear y concretar una obra antes de ser profesionales. Pero, principalmente, porque el concurso promueve la construcción sustentable, lo cual los hace pensar en lo social, económico y ambiental a la hora de crear un diseño. “Es decir, generamos un proyecto íntegro que tiene como objetivo pensar en la sociedad y cómo esta vive en Chile”, precisaron.

Hasta el momento, para ellos la parte más difícil ha sido la búsqueda y convenio con proveedores, lo que es de suma importancia, ya que con su aporte podrán construir la vivienda.

“Por esto, nos gustaría hacer una llamado a todas las empresas y profesionales que se interesen en proyectos de esta índole, ya que en el contexto de la Villa Solar (lugar de exposición) nuestra vivienda será la vitrina y el medio para llegar a los visitantes y consumidores interesados, donde se entregará información sobre cada proveedor”, explicaron los estudiantes.