El grave problema que afecta a los Bomberos de Antofagasta

CUARTELES 1Fue el sistema frontal del pasado siete de junio el que dejó diversos estragos, no sólo en calles y viviendas de Antofagasta, también en algunos cuarteles de Bomberos de la ciudad.

Las fuertes precipitaciones afectaron de manera considerable las dependencias de Segunda, Cuarta, Octava y Décima compañías, las dos primeras resultaron totalmente anegadas por la acumulación de agua, debido al desnivel en el que se encuentran, lo que significo daños de importancia en pisos y algunas habitaciones mientras que Décima y Octava resultaron principalmente con problemas en sus techumbres, las que cedieron producto de las precipitaciones.

Daniel Bugueño Cabrera, Superintendente (S) del Cuerpo de Bomberos de Antofagasta señaló que “producto de la lluvia nos vimos afectados seriamente en varios de nuestros cuarteles, muchos de ellos con desprendimiento de los cielos, debido a que las techumbres no están hechas para soportar precipitaciones como las que se registraron hace algunas semanas. La única solución es buscar los recursos económicos necesarios para poder realizar los arreglos correspondientes, ya que son daños no menores y de un alto presupuesto. Esto nos permitirá no sólo arreglar los daños sino también prepararnos para otras posibles lluvias que puedan ocurrir durante este invierno.”

Publicidad

Si bien cuatro son los cuarteles más afectados no son los únicos, ya que los otros recintos también presentaron algunos daños, pese a eso bomberos sigue trabajando y se mantiene 100% operativo para acudir a las diferentes emergencias, aún cuando los recintos no estén en las mejores condiciones.

Bugueño Cabrera afirmó que “nuestro personal sigue trabajando con el mismo profesionalismo de siempre, por lo que nuestra tarea ahora es poder conseguir el dinero necesario para las reparaciones, monto alto y que podría llegar a los cien millones de pesos”.

Cifra importante en dinero que lamentablemente no estaba considerada dentro del presupuesto anual y es que nadie esperaba lluvias tan fuertes e intensas. Por eso ahora se deben aunar esfuerzos para conseguir los recursos económicos que permitan realizar las reparaciones en todos los cuarteles y con mayor razón aún en los cuatro más afectados, lo que permitirá no sólo mejorar las condiciones para los Bomberos, sino también estar preparados ante nuevas y eventuales precipitaciones que cada vez son más habituales en nuestra zona.