A la hora del almuerzo, un lugar es el preferido por la comunidad de Antofagasta: El Mercado. 

En el lugar, es posible encontrar muchos locales que te ofrecen diferentes platos para saciar el hambre, la oferta no varia mucho pero los detalles son esenciales a la hora de aprobar un desaprobar un lugar.

Decidí aventurarme en un nuevo lugar para salir de mi zona de comodidad, además, siempre es bueno conocer la mayor cantidad de restaurantes para cuando llegue el momento de alguna recomendación a fondo.

Publicidad

Luego de un par de vueltas, opté por entrar a “El sabor de Gonzalo”, ubicado a pasos de la entrada principal del recinto.

Excelente atención

Me atendió una señorita que me ofrece una pequeña mesa casi en un rincón, no me molesta esa posición, es cerca de la televisión y con vista hacia las otras meseras, de esta forma, no tendría problemas cuando necesite algo.

Me ofrece los platos principales, elijo una cazuela de vacuno, mi preferida, y de segundo, me decido por unas chuletas con arroz y ensalada.

El trato es cordial y la atención es rápida, la cocina es igual de efectiva pero no eficaz.

Denle azotes al cocinero

La cazuela está muy salada, no planeo hacer problemas con eso, la papa es buena y el choclo es de los mejores que he probado, sin embargo, lo salado de la situación supera mi crítica, no logro disfrutarla.

El segundo plato llega tan rápido como termino el primero, sin embargo, el cerdo está más salado que la cazuela pero, inexplicablemente, el arroz no tiene sal, trato de mezclarlos, me ofrecen un pequeño limón para la ensalada, no cumple su cometido.

Quedo con un mal sabor en la boca pero el jugo logra disminuirlo.

Conclusión

La atención es rápida y cordial pero, al menos lo que pedí, mi otorgó un viaje al planeta salado del que espero poder recuperarme. No volvería pero usted puede ir y formar su opinión.