Colegio de Periodistas de Antofagasta denuncia “ambiente del terror” y despidos en El Mercurio

El Colegio de Periodistas Regional Antofagasta, acusó la existencia de un ambiente de terror y rechazó los despidos masivos en las empresas pertenecientes a la cadena El Mercurio.

Mediante un comunicado, indicaron que “ya se han despedido a un total de 13 personas en las ciudades de Arica, Iquique, Antofagasta y Copiapó, en las áreas de crónica, suscripciones, comercial y diseño gráfico, según informó públicamente el sindicato de trabajadores de la empresa periodística del norte. El año pasado también hubo cerca de 20 desvinculaciones en el zonal norte, afectando en nuestra región notoriamente a La Estrella del Loa, que quedó casi sin dotación de colegas“.

Una situación que para el gremio “viene a dar un golpe importante para los trabajadores (as) que quedan, ya que se disminuye al máximo los equipos y se crea un ambiente del terror al no contar con información certera si ocurrirán más desvinculaciones en el futuro”.

Publicidad

“La responsabilidad pasa por un mal manejo de la gerencia que ha sido inepta en la toma de decisiones y no ha sabido prever los cambios que afectarían a la prensa escrita”, manifestaron los sindicatos 1 y 2 de la empresa periodística el pasado fin de año, aludiendo a la crisis que atraviesan a nivel mundial los diarios en formato papel y el avance de la prensa digital.

Tales despidos se enmarcan además en un proceso nacional de desaceleración económica y cambios tecnológicos, donde distintos rubros de la economía nacional también han optado por defender sus ganancias económicas por sobre quienes por años han sido parte importante de su construcción“, indican desde el Colegio de Periodistas de Antofagasta.

Los despidos y reestructuraciones dentro del holding de la familia Edwards no han sido los únicos que han afectado a la prensa escrita, el grupo Copesa aplicó una serie de cambios y despidos en sus icónicas revistas Paula, Qué Pasa y en los diarios La Hora y Pulso durante el 2018 sumado a los despidos en canales de TV como TVN y  Mega, donde fueron desvinculados cerca de 90 trabajadores.

Sin embargo, la justificación de estos despidos en la empresa de la familia Edwards queda en entredicho, al menos a nivel regional, por cuanto el grupo El Mercurio recibe millonario financiamiento por parte del Gobierno Regional, los diferentes servicios públicos y los municipios de la región, quienes contratan exclusivamente a esta empresa los servicios de difusión legal de extractos, licitaciones, concursos públicos, entre otras.

Un mercado monopólico que va en desmedro de otros medios regionales, fundamentalmente digitales, que pueden realizar la misma función a menor costo, tal como ha denunciado en reiteradas ocasiones Diario Antofagasta, sin que a la fecha los concejales o consejeros regionales ejerzan su rol fiscalizador al respecto.