Destruyen polémico monumento a Carabineros golpistas en el Parque Brasil de Antofagasta

Monumento a Carabineros

Completamente irreconocible resultó un monumento conmemorativo a dos oficiales de Carabineros partidarios de la dictadura militar, que murieron el 11 de septiembre de 1973 a manos de otro carabinero que se negó a seguir sus órdenes y asesinar a población civil.

El monumento había sido completamente refaccionado en el marco de las obras de remodelación del Parque Brasil a pesar de la resistencia de algunos sectores, fundamentalmente a la placa con los nombres del mayor Osvaldo Muñoz y el capitán José Dávila.

Publicidad

Ambos oficiales eran los comisarios y subcomisarios, respectivamente, de la Cuarta Comisaría de Antofagasta, donde servía también el carabinero Guillermo Smith Godoy.

Este último había formado la única célula conocida del MIR en la policía uniformada. Días antes del 11 de septiembre de 1973, el propio cuñado de Smith, también carabinero de esa dotación, lo había delatado frente a los oficiales Muñoz y Dávila.

De esta forma, el día del golpe, Smith se presenta en la comisaría y es detenido, insultado y conminado a ejecutar a algunos obreros de la Compañía de Cervercerías Unidas que estaban presos por haber resistido el asalto militar que se realizó durante el 11 de septiembre a su lugar de trabajo.

El mayor Osvaldo Muñoz le ofrece a Smith perdonarle la vida si dispara a los prisioneros, pero Smith le retruca su lealtad a la Constitución: “Yo no mato trabajadores”, le dice antes de sacar un arma que tenía escondida en su ropa y disparar mortalmente al mayor Muñoz y al capitán Dávila. Luego de esto, Smith es torturado por sus compañeros de armas, trasladado a la cárcel y fusilado al día siguiente, indica la información oficial del Consejo de Monumentos Nacionales.

En la placa se reconoce únicamente a los oficiales Muñoz y Dávila, pero no existe monumento conmemorativo a Smith, policía que se mantuvo fiel a la constitución y se negó a asesinar obreros. De allí que la presencia de este monumento resultara polémica y resistida por diferentes sectores.

Desde la Municipalidad de Antofagasta, expresaron su profundo rechazo a la destrucción de este monumento,  sin embargo omitieron cualquier alusión a la historia del mismo.

Por el contrario, el Director de Seguridad Pública, Ramón Valverde, indicó que  “la municipalidad está estudiando la posibilidad de la interposición de una querella por los daños”.

Asimismo, se evalúa la destinación de recursos para su reposición.