Personas con diversas enfermedades, adultos mayores, embarazadas, pacientes crónicos de cáncer y también los propios funcionarios. Todos sufren por igual las malas condiciones en las que se encuentran operando las oficinas de la Comisión de Medicina Preventiva e Invalidez (Compin) de Antofagasta, ubicadas actualmente en el edificio del ex centro oncológico. Así lo revela también un video denuncia enviado a Diario Antofagasta por un cazanoticias y comprobado en terreno por este medio de comunicación.

Falta de aseo en los alrededores, veredas que son una verdadera trampa, olor a orina, excremento y personas en situación de calle en los alrededores, son el panorama con que se encuentran los usuarios a la hora de ejercer su derecho al subsidio de incapacidad laboral, situación que a todas luces vulnera sus derechos más elementales y da cuenta de la despreocupación por brindar una tramitación rápida, expedita y en condiciones dignas para las personas en situación vulnerable.

Lo peor sin embargo, además de las pésimas condiciones del lugar, principalmente los alrededores, es el alto índice de rechazo y extensos retrasos en la tramitación de licencias y apelaciones, que en muchos casos son rechazadas sin mayor explicación para descongestionar el sistema -según acusan los propios usuarios- dejando a las personas enfermas en la mayor indefensión, ya que no pueden trabajar por encontrarse enfermas, viviendo un embarazo o en sus últimos días de vida por enfermedades catastróficas, pero además producto del rechazo de las licencias o el trámite para obtener el pago de ellas -que resulta burocrático y tedioso aún para una persona sana- se ven impedidas de acceder a los recursos fundamentales para su propia existencia y sus exámenes, tratamientos y medicamentos, los que además poseen un elevado costo en Chile.

Publicidad

Se trata de una situación en la cual usuarios y también las personas en situación de calle en los alrededores del edificio requieren ayuda humanitaria urgente, pero los encargados de proveerla, en su interés de hacer política en otros países, actualmente brillan por su ausencia.