Antofagasta: Condenan a adolescente de 15 años por robo con violencia

Referencial

 El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Antofagasta, encontró culpable de un delito consumado de robo con violencia e intimidación a un adolescente de 15 años, a quien se le aplicó una pena de tres años de libertad asistida especial.

Los hechos por lo que acusó la Fiscal Ana María Escobar, indican que el día 13 de marzo del año 2018 aproximadamente a las 22:00 horas la víctima esperaba locomoción colectiva en calle Juan Ferraro de la comuna de Antofagasta, entre las calles Eduardo Barrios y Juvenal Morla cuando fue abordado por el imputado y otros dos sujetos, situándose dos de ellos frente a la víctima y el tercero a sus espaldas requiriéndole la entrega de sus pertenencias, e insultándolo, siendo golpeado en la cabeza por el sujeto situado tras él con un arma al parecer de fuego.

En esas circunstancias comenzaron a golpearlo con golpes de puño y pie mientras registraban sus bolsillos logrando sustraerle un teléfono celular  y su mochila en cuyo interior la víctima portaba la suma de tres mil pesos, el cargador del celular, una bebida y una botella de ron, especies con las que huyeron del lugar.

Publicidad

La víctima solicita vía telefónica el auxilio de carabineros y minutos más tarde en calle Juvenal Morla con Ana María Ibaceta funcionarios policiales detienen a K.A.O.T., a quien la víctima en forma inmediata reconoce como uno de los autores del delito.

Luego la víctima conjuntamente con carabineros efectuaron un rastreo del celular sustraído a través de su sistema de GPS, arrojando ubicación en un campamento ubicado en calles Río Baker con Leonardo da Vinci, lugar al que se dirigieron, donde localizaron a otro de los asaltantes y el teléfono.

El menor renunció a su derecho a guardar silencio y declaró en el Juicio Oral, alegando inocencia, ya que el día de los hechos había ido a la playa con un amigo y después se regresó a su casa circunstancias en que fue detenido.

Su testimonio sin embargo fue controvertido por la víctima, que de forma categórica, lo identificó en la audiencia como la persona que lo asaltó el día de los hechos.

Esta declaración, junto al testimonio de los policías que participaron en el procedimiento y sumado al resto de la prueba fiscal, llevaron al Tribunal a dar por acreditado, tanto el delito como la responsabilidad que en el mismo correspondió al adolescente.

Para los efectos de la sanción impuesta se deberá confeccionar un programa intensivo de actividades socioeducativas y de reinserción social.