Mucha molestia entre los usuarios ha generado la modificación a la Ley General de Servicios Eléctricos, que permite a las empresas que proveen servicios eléctricos reemplazar los antiguos medidores por “dispositivos inteligentes”, cuyo costo deberá ser asumido por los clientes, aunque los aparatos sean de propiedad de la empresa.

La ley fue aprobada transversalmente durante el año 2018, en el anterior periodo legislativo, por 91 diputados y por 14 Senadores, de diferentes tendencias políticas.

A nivel regional, votaron a favor los ex diputados Felipe Ward (UDI) y Marcos Espinosa (PR), como también las diputadas actualmente en ejercicio Marcela Hernando (PR) y Paulina Núñez (RN).

Publicidad

En tanto, en el Senado votó a favor de esta iniciativa el Senador Pedro Araya (PPD) y el Senador Alejandro Guillier, según el informe de la votación del 17 de enero del 2018 en la Cámara Alta.