Futuros periodistas de Antofagasta siguen firmes con la toma feminista y denuncian amenazas de desalojo por la fuerza

A pesar del ultimátum recibido por parte del cuerpo académico, los estudiantes de la Periodismo y Psicología de la Universidad Católica del Norte mantienen la toma de las instalaciones.

Mediante una declaración pública, los estudiantes de periodismo denunciaron  la “negligencia” y “falta de diálogo” por parte del cuerpo docente de la institución de educación superior para elaborar un protocolo de violencia de género, en cumplimiento de los compromisos asumidos tras las últimas movilizaciones feministas, producto de diversos casos de acoso sexual acontecidos en universidades.

Publicidad

Los alumnos en toma acusaron que el cuerpo docente y las vicerrectorías “no sólo nos cerraron cualquier instancia de negociación al suspender unilateralmente el diálogo, sino que también nos amenazaron con desalojo a la fuerza” en caso de no deponer las movilizaciones.

Una situación que en opinión de los estudiantes, los obliga a reiterar su estado de movilización, acusando además que la actitud asumida por algunas autoridades universitarias se aleja del espíritu y los valores fundacionales del plantel relativos a la búsqueda de la verdad y el diálogo.

SOLICITAN DIÁLOGO CON RECTOR

Dado que actualmente el diálogo se mantiene roto con las autoridades de la facultad, los estudiantes solicitaron formalmente al rector de la casa de estudios, Jorge Tabilo, una reunión para reanudar el diálogo y que se entreguen “garantías académicas” a los alumnos que participan en las movilizaciones.

En tanto, desde la Escuela de Periodismo de la UCN el cuerpo académico remitió una declaración pública en la cual acusan que los académicos sufrieron un “desalojo” por parte de los estudiantes, denunciando actitud “intransigente” de los alumnos y agregando que “La escuela no acepta una media de presión”, por lo cual solicitan que durante el miércoles 3 de abril se liberen los accesos para retomar el diálogo durante la próxima semana y se reanuden las actividades académicas, actualmente suspendidas producto de la ocupación de las instalaciones.