En medio de la crisis el Gobierno anuncia rebaja de $10 pesos en el TransAntofagasta

Valor de la tarifa adulto quedará en $590 pesos. Conductores protestaron durante la madrugada debido a la excesiva flexibiidad laboral que favorece a los empresarios del transporte.

En medio de la crisis que vive el transporte público en Antofagasta, más conocido como TransAntofagasta, debido a las críticas que recibe desde los usuarios por el mal servicio y también de los conductores que optaron por paralizar sus labores criticando la excesiva flexibilidad laboral a favor de los empresarios propietarios de las máquinas, el Gobierno anunció una pequeña “aspirina”.

Se trata de una rebaja de $10 pesos en el valor de la tarifa a contar del 15 de agosto, manteniéndose vigente hasta el día 14 de septiembre, por lo cual en lugar de $600 pesos ahora el valor del pasaje será de $590 pesos.

La Seremi de Transportes y Telecomunicaciones, indicó que los valores de las tarifas obedecen al cálculo automático de un polinomio que considera elementos tales como el valor del diésel, el valor de los neumáticos, precio de los buses y de la mano de obra.

Publicidad

Una fórmula que es cuestionada por cuanto no incorpora la satisfacción de los usuarios ni la calidad del servicio en la ecuación, considerando además que Antofagasta aún posee el anticuado sistema en el cual el conductor es quien cobra y entrega vueltos mientras conduce.

Lo anterior implica que los conductores no poseen horarios fijos de trabajo sino que con un sistema de “flexibilidad laboral” sin contratos ni derechos laborales, donde su sueldo depende directamente de la cantidad de personas que pueda transportar, lo cual genera carreras y accidentes.

Durante la jornada de este lunes, algunos trabajadores del TransAntofagasta se manifestaron con barricadas en el acceso norte de la ciudad, acción que fue controlada por personal de Carabineros.

Los conductores reclaman contratos de trabajo con horarios estables y el pago de un sueldo fijo por parte de los empresarios dueños de las máquinas, denunciando además graves falencias de seguridad e irregularidades en las revisiones técnicas de los buses.