La Gobernadora Provincial de Antofagasta, Katherine López (UDI), reapareció públicamente durante este miércoles en un desayuno con Carabineros de la sub comisaría norte, a quienes agradeció por “dar la lucha” en la represión a las movilizaciones de los vecinos en el sector norte de Antofagasta.

De acuerdo a la autoridad provincial, “nuestros carabineros de la sub norte, han sufrido ataques, cobardes atentados hacia su cuartel, en donde las personas no entienden que este es un lugar que les sirve, que es para ellos, que está en constantemente en la sintonía de la seguridad de toda la población Bonilla”.

Asimismo, aseveró que “tenemos que conocer la valentía de estos carabineros, el ímpetu y el compromiso que tienen con la institución, pero sobre todo con la población de la Bonilla, en donde han decidido dar la lucha, dar todo de sí para poder tener este lugar como corresponde”, agradeciendo su actuar en la zona, a pesar de las graves denuncias de violaciones a los DDHH por parte de los vecinos del sector, que incluso invitaron a las autoridades regionales a hacer un poco de terreno, ensuciarse los zapatos y llegar hasta el lugar a conocer las problemáticas que afectan a los vecinos.

Publicidad

La Gobernadora Katherine López, aseveró que “cuesta ver cómo algunos Carabineros que se encuentran heridos a raíz de estos actos, siguen en pie dando la lucha, siguen estando de pie para proteger este cuartel, pero no solamente el cuartel sino todo lo que incluye a la ciudadanía“.

La Gobernadora López no se expresó respecto a la represión en las calles y pasajes del sector, ni tampoco sobre las violaciones a los Derechos Humanos que ya investigan instancias internacionales, con casos de heridos como el menor de 14 años que recibió 4 perdigones y uno de ellos en su ojo, luego de salir a tomar aire ver lo que pasaba afuera de su casa, debido al gas lacrimógeno que entraba por la ventana.

Fue trasladado a Santiago y fue sometido a una operación que salió exitosa y donde su abuela llamaba a parar con el abuso de carabineros. La denuncia fue ingresada a la Fiscalía de Antofagasta.

Los vecinos del sector Bonilla, denuncian violenta represión con lacrimógenas afuera de sus calles y constante persecución a quienes se movilizan, convirtiéndose la Plaza Bicentenario en auténtico un territorio de combate entre manifestantes con piedras y carabineros con armas (y también con piedras), afectando a quienes se mueven por el sector, siendo los mismos vecinos quienes se han ayudado entre ellos frente a la ausencia de las autoridades. Incluso habilitaron una casa como centro de emergencia de primeros auxilios para heridos.