Dictan sentencia contra sujeto que mató de un balazo en la cabeza a una joven de 21 años en Antofagasta

El sujeto había ingresado de manera ilegal al país y fue condenado a 16 años de cárcel por homicidio, porte de arma de fuego prohibida e ingreso clandestino, delitos perpetrados en septiembre del año 2017.

Archivo

El Tribunal de Juicio Oral en Lo Penal de Antofagasta condenó a un sujeto identificado como José Caiceo Arias por la autoría de los delitos de homicidio, porte ilegal de armas e ingreso clandestino en contra de víctima Evelyn Maluenda de 21 años, hecho ocurrido el 11 de septiembre del año 2017.

La Fiscalía Local de Antofagasta logró condenar al sujeto a las penas de: 12 años de presidio mayor en su grado medio, como autor del delito de homicidio; 3 años y 1 día de presidio menor en su grado máximo como autor del delito porte de arma de fuego prohibida y 541 días de presidio menor en su grado medio, como autor del delito de ingreso clandestino.

Al respecto, el Fiscal Adjunto de Antofagasta, Carlos Lillo Adaos, comentó que el imputado fue condenado también a la pena accesoria de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos e inhabilitación absoluta para profesiones titulares, durante el tiempo que transcurra la condena.

Publicidad

Asimismo, el Fiscal Lillo agregó que el imputado, de nacionalidad colombiana, ingresó a Chile en forma clandestina por paso no habilitado, durante el año 2017.

Según los antecedentes presentados en la audiencia “los delitos ocurrieron el 11 de septiembre de 2017, alrededor de las 12:00 hrs., cuando la víctima, quien se encontraba en el interior del lugar donde vivía el imputado, ubicado en el Campamento Futuro, calle Arturo Fernández, fue atacada por el imputado, quien portaba consigo un arma de fuego 9 mm, procedió a acercarse a ella sigilosamente por su espalda y sin darle a la víctima la oportunidad de defenderse, procedió a efectuarle un disparo a muy corta distancia en la cabeza de ésta”.

Cabe precisar, que el impacto de la bala se ubicó en la región temporal supraauricular derecha de la víctima. Posteriormente, el imputado, dejó a la víctima abandonada y tendida en el suelo, para darse a la fuga del lugar con su equipaje, el cual, tenía preparado previamente con el objeto de huir.

Producto del ataque con arma de fuego antes descrito, la víctima resultó con un traumatismo craneoencefálico por proyectil balístico (sin salida de proyectil), lesión que le ocasionó finalmente la muerte.

Durante el juicio, se presentaron testimonios de funcionarios de OS9 de Carabineros, un oficial de la Policía de Investigaciones, un perito criminalístico de Labocar, un médico legista, peritos bioquímicos además, de las fotografías del cuerpo de la víctima, del sitio del suceso y de la evidencia hallada, entre otros.

Relacionado: