¡Te amamos Antofagasta! Feliz cumpleaños Capital de la Dignidad

"Hacernos cargo de la salud, el medioambiente, la desigualdad, de la falta de viviendas, del centralismo asfixiante, con la misma fuerza que destacamos lo hermoso de Antofagasta, mediante la aprobación de una Constitución que garantice la importancia de Antofagasta y sus ciudadanos para el país. Esas deben ser las tareas inmediatas de toda persona que se sienta realmente enamorada de esta ciudad".

No es una simple coincidencia histórica que el 14 de Febrero sea el Día del Amor y también sea el Día de Antofagasta. Esta conjunción temporal es la que da origen a un sentimiento nuevo, llamado AntofaLover. Cada 14 de Febrero, en la ciudad de los maravillosos atardeceres, se respira amor, las parejas se toman la mano, mientras que otras prefieren expresar su pasión de otras maneras más privadas.

Sea cual sea la forma de festejar, todo habitante de Antofagasta tiene claro que cada “San Valentín” tiene un sabor especial y particular que no existe en ningún otro lugar. En Antofagasta cada 14 de Febrero se recuerda el día en que nuestra amada ciudad pasó a ser parte fundamental de Chile.

Se cumplen 141 años desde que Antofagasta pasó a convertirse en la región que hoy en día sustenta a nuestro país. Desde el mineral, a miles de metros de altura, en esta región se generan los recursos que financian obras públicas para Chile. Desde esta zona salieron los recursos para buses eléctricos y nuevas estaciones del Metro para Santiago.

Publicidad

Es la mezcla de sol, desierto y mar, esta belleza única en el mundo e inigualable, la que debe hacer crecer en nosotros el amor por nuestra ciudad de Antofagasta, hacernos ser cada día mas AntofaLover. Más que un hashtag o una palabra, AntofaLover es un sentimiento. Una forma de querer, cuidar y soñar la ciudad que queremos proyectar hacia el futuro.

No se trata simplemente de cambiar la mirada y ocultar los problemas o lanzar plataformas políticas instrumentalizando campañas en redes sociales, como los cortoplacistas que se preocupan solamente de la imagen o las encuestas. Para un AntofaLover se trata de saber mirar bien y de pensar, de querer. Se trata de Amar Antofagasta, de destacar su belleza y nunca negar sus problemas ni sus defectos, sino que denunciarlos, ocuparse de ellos y resolverlos.

Esta conmemoración es una oportunidad para sentirnos orgullosos de sus habitantes. Es Antofagasta la capital de la desigualdad tal como hemos descrito en este diario, pero también es la ciudad que se ha transformado ahora en la capital de la dignidad, manteniendo durante meses movilizaciones sociales que son una legítima expresión de su gente.

La ciudad dormida ha despertado y es un deber de todos aquellos que amamos nuestra ciudad el cambiar la mirada y los prejuicios respecto a sus ciudadanos, dejar a un lado el fetiche con la violencia, ser capaces de abandonar los prejuicios, ver más allá y comprender que Antofagasta es más que un territorio, Antofagasta es la voz de su gente. Así podremos encontrarnos con las justas reivindicaciones de vecinos dignos, firmes y valientes expresando de forma mayoritariamente pacífica las demandas históricas de nuestra ciudad. Es la oportunidad histórica de que los antofagastinos de corazón escuchen y sean parte del clamor de La Perla del Norte.

Hacernos cargo de la salud, el medioambiente, la desigualdad, de la falta de viviendas, del centralismo asfixiante, con la misma fuerza que destacamos lo hermoso de Antofagasta, mediante la aprobación de una Constitución que garantice la importancia de Antofagasta y sus ciudadanos para el país. Esas deben ser las tareas inmediatas de toda persona que se sienta realmente enamorada de esta ciudad.

Actuar pensando en la prosperidad y el cuidado de la belleza única de Antofagasta para las próximas generaciones de antofagastinos y no solo para las próximas elecciones. Es lo que pensamos y sentimos aquellos que tenemos nuestro corazón AntofaLover y por eso es que desde Diario Antofagasta lideramos con todo nuestro corazón este llamado a querer nuestra ciudad.

Te amamos Antofagasta, porque eres única, con tu desierto, el mar, riquezas, pobreza, tus virtudes y defectos, tus historias y desafíos, con tu gente digna, despierta y luchadora. Nuevamente damos la bienvenida a aquellos que deseen sumarse a destacar la belleza, cuidar y trabajar por nuestra ciudad. ¿Te sumas?