Médico de Antofagasta acusado de no respetar cuarentena se defiende: “No he salido de mi hogar”

Profesional aseguró que no habría atendido el llamado a su puerta de los fiscalizadores por encontrarse durmiendo tras medicarse por un trastorno al sueño. Dijo además de las cámaras de seguridad de su edificio permitirían probar que ha cumplido "al pie de la letra".

Créditos fotografía: Hospital Regional de Antofagasta vía Facebook (Imagen de Archivo).

Multas de hasta 50 millones anunció la Seremi de Salud y en paralelo una investigación penal lleva a cabo de oficio el Ministerio Público, en contra de tres personas que fueron acusadas de no respetar la cuarentena obligatoria ordenada por las autoridades, al ser posibles contagiados con covid-19.

Fue la propia autoridad de salud, Rossana Díaz Corro, quien señaló que estas personas fueron visitadas la mañana de este miércoles por personal de la propia Seremi de Salud, “y no fueron hallados en sus domicilios”, lo cual fue considerado como una conducta gravísima que pone en riesgo la salud y eventualmente la vida del resto de la comunidad.

El hecho causó revuelo en la ciudad, principalmente porque la autoridad sanitaria indicó que una de estas personas era un profesional de la salud, lo cual llevó a que en las diferentes redes sociales se publicaran informaciones y fotografías con “funas” en contra de quienes supuestamente habrían incumplido la cuarentena.

Publicidad

Médico se defiende

Es así como una de las personas acusadas, el médico y también académico de la Universidad de Antofagasta, Nasser Eluzen, decidió salir al paso públicamente y presentar sus descargos, alegando inocencia respecto a la grave acusación en su contra.

Mediante un mensaje que inicialmente estuvo abierto al público en su cuenta de Instagram, Eluzen, quien trabaja entre otros lugares en un conocido centro de estética y salud de la ciudad, señaló que ha cumplido la cuarentena “al pie de la letra” tras regresar desde Brasil el 15 de marzo y que fue puesto en cuarentena en 17 de marzo, pero no obstante no ha salido de su hogar desde el día 16 de marzo por recomendación del infectólogo de la región.

Aseguró además que no ha atendido a ningún paciente ni recibido visitas, explicando que al momento de la fiscalización de la Seremi de Salud no abrió la puerta por encontrarse durmiendo tras medicarse por un trastorno del sueño.

Lamentablemente la Seremi de Salud vino aproximadamente a las 10:20 a mi departamento y no atendí el llamado por estar durmiendo (no llamaron a mi teléfono solo el timbre del depa) desperté aproximadamente una hora después, llamé al número que estaba en el papel para aclarar la situación pero la unidad ya se había ido del sector y no volvieron para fiscalizarme“, indicó en su mensaje el doctor Eluzen.

Asimismo pidió revisar las cámaras de seguridad del edificio en las cuales -según indica- se apreciaría que no ha salido de su hogar, agregando que se encuentra en buen estado de salud al igual que toda su familia y sin síntomas de la enfermedad

Solicitaré una disculpa pública cuando se aclare todo esto“, concluyó el médico.

Una versión que finalmente podría ser aceptada o rechazada tras la investigación sumaria de la Seremi de Salud y la que el paralelo lleva a cabo el fiscal Cristian Aguilar y la Bidema de la Policía de Investigaciones, por posible infracción a los artículos 317 y 318 del Código Penal.