Apoderados denuncian al Colegio San Luis por cobro de mensualidad

Debido a la crisis sanitaria, los apoderados de este establecimiento consideran que el cobro de las mensualidades es elevado en comparación al servicio que se está entregando.

Con el objetivo de buscar un cobro justo a las mensualidades mientras dure la crisis sanitaria, un grupo de alrededor de 300 apoderados del Colegio San Luis de Antofagasta, presentó este marte un recurso de protección en la Corte de Apelaciones de la ciudad.

La situación llegó a este punto, luego que el Colegio optara por suspender las instancias de diálogo con los apoderados quienes plantean esta necesidad, señalando que: “ Toda solicitud, debe ser canalizada a través del Centro General de Padres”, desconociendo la carta enviada por alrededor de 500 apoderados que pedían llegar a un acuerdo”.

Publicidad

La Coordinadora de apoderados en contingencia del Colegio San Luis, señala que: “ El colegio insiste en buscar una solución parcial del problema, por la vía a otorgar una rebaja económica muy acotada a un reducido grupo de sostenedores, mediante un Fondo Solidario, al que debieron postular adjuntando una gran cantidad de documentos, y entregando como beneficio adicional, la suspensión del cobro de intereses y multas por morosidad”.

Sin embargo las medidas ya mencionadas, para la agrupación son totalmente insuficientes, al comparar el servicio que se entrega, versus la mensualidad estipulada en el convenio que asciende a los $373.000 mensuales. Además el colegio ha manifestado que existe un ahorro cercano al 12% de la no utilización del recinto.

Patricio Rojas, coordinador de la agrupación, opinó que: “Este recurso, es una decisión consultada colectivamente a cientos de apoderados, quienes apoyaron esta idea, cuyo afàn es volver a retomar el diálogo con la Dirección, pero de la mismo forma, dar un paso màs allá presentando esta instancia judicial que no solicita la suspensión del pago mensual, sino una rebaja justa”.

Situación Académica

En la parte académica tras la pandemia, muchos establecimientos han manifestado su descontento con la nueva forma de realizar las clases y esta no es la excepción. Los apoderados acusan que el colegio no ha invertido en plataformas y se ha generado una presión extra.

Alejandra Parraguez, vocera de la organización, dijo que: “Estamos muy preocupados por las deficiencias que hemos detectado en las clases online. Creemos que el colegio no ha entregado las herramientas necesarias a los profesores para realizar clases, ya sea con capacitaciones, computadoras e internet acorde a los requerimientos actuales”.

Esta acción se suma a lo realizado hace poco por apoderados del Colegio San Esteban, quienes, a diferencia de los sanluisinos, iniciaron el recurso de protección con el CGP a la cabeza del movimiento.