El ingrato “pago” a los héroes: Alimentos con hongos y pelos para el personal de salud de Antofagasta

Funcionarios acusan a la concesionaria Salud Siglo XXI por la entrega de alimentos en descomposición además de una recurrente entrega de servicios deficientes. Los profesionales de la salud exigen una solución inmediata y cambio de la empresa concesionaria.

El personal de salud es fundamental durante la pandemia de coronavirus que azota con especial fuerza a nuestra región, siendo la “primera línea” de defensa para enfrentar al virus arriesgando sus propias vidas.

Sin embargo, el trato que están recibiendo por tal invaluable servicio por parte de la empresa concesionaria del Hospital de Antofagasta, a todas luces no está acorde a lo que requiere y necesita el personal.

La FENPRUSS Antofagasta (Federación Nacional de Profesionales Universitarios de los Servicios de Salud) acusó mediante un comunicado la repetitiva entrega de alimentación en mal estado y el poco cuidado en la manipulación de estas, todo a cargo de la concesionaria Salud Siglo XXI, operada a su vez por la española Sacyr.

Publicidad

Imágenes muestran como la colación para el personal de aseo entregada por la empresa incluyó alimentos con hongos e incluso con “pelos horneados”.

El personal sanitario acusa que los cuestionamientos se arrastran hace tiempo. Anteriormente la empresa fue cuestionada por la calidad de los servicios que presta en el hospital desde el 2017, puntualmente en el servicio de aseo y ropería, lo cual trajo movilizaciones en el exterior del establecimiento de salud el pasado 25 de marzo debido a que el personal no contaba con implementos de protección para evitar contagios de coronavirus.

La Fenpruss indicó que han dado a conocer la situación a la Seremi de Salud, sin que existan soluciones de fondo, por lo cual exigen un cambio en la concesión alimentaria del recinto.

Cabe mencionar que la compañía se encarga de la mayor operatividad del hospital, la cual equivale a la mantención y operación de la infraestructura, equipamiento clínico, gestión de los residuos y aseo en general, alimentación de pacientes como de funcionarios y del estacionamiento de funcionarios y de visitas, entre otros.

Como contraparte, los funcionarios si recibieron un trato positivo por parte de una conocida cadena de comida rápida, que regaló alimentos para los funcionarios de la salud, quienes de esta forma pudieron alimentarse de manera más digna en comparación a la alimentación que les provee la empresa concesionaria.