Coronavirus: Las medidas sanitarias y las nuevas formas de trabajo del delivery en Antofagasta

La pandemia del Coronavirus Covid-19 ha disparado el uso de internet debido tanto al teletrabajo y al deseo de quienes practican la distancia social de entretenerse.

En su último reporte de tráfico WOM señaló un alza de 30% en el uso de Apps de delivery, como Rappi, Uber Eats y PedidosYa. Con 38 comunas del país en cuarentena, queremos saber como funcionan estos servicios en tiempos excepcionales.

¿Cómo se trabaja en pandemia?

Publicidad

Para conocer más sobre este trabajo y sus correspondientes protocolos sanitarios, El Diario de Antofagasta conversó con Roberto Tapia, repartidor de Rappi en Antofagasta, quien señaló que “se paga casi exclusivamente con tarjeta. Se ha visto uso de mascarilla, el alcohol gel y el distanciamiento”.

“Lo que se ha visto en las casas particulares y edificios es que ponen algunas señales en el piso, con una franjita. A algunos no se les entrega personalmente, se deja en conserjería y después ellos bajan y lo retiran”, agregó.

El profesional además reveló que en la mayoría de los negocios no se permite la entrada al local, se les pide a los repartidores de estos los servicios de delivery que esperen afuera, en lugar de aproximarse al mesón y cuando los pedidos están listos, salen a preguntar por la orden.

Tapia puntualizó que “uno no entra a comprar porque en el supermercado está el shopper, quien se encarga de hacer la compra y después nosotros la recibimos en el estacionamiento”.

Daniela Zurita, Shopper de PedidosYa, señaló que para asegurar la salubridad de su servicio, la profesional desinfecta los carros de supermercado que estarán operativos y mantiene en todo momento el uso de guantes, pero confiesa que prefiere evitar la manipulación de alimentos dentro de lo posible y coloca lo que recolecta en bolsas separadas, prestando especial atención a las verduras.

Respecto del cumplimiento de los nuevos protocolos sanitarios, aseguró que “se están tomando al 95% y ese 5% son clientes a los que quizás no les importa manejar dinero en efectivo”.