Universitarios de Antofagasta piden apoyo a parlamentarios de la región para congelar pago de aranceles

"Ni los estudiantes ni las familias pueden seguir esperando" indican desde la FEUA, entidad que solicitó reuniones a los parlamentarios de la zona para discutir el proyecto de ley del Congelamiento del pago de Aranceles, ya que actualmente deben elegir entre endeudar a sus familias o abandonar los estudios.

Durante esta cuarentena, las universidades han estado realizando sus clases online. Sin embargo, un problema que han sufrido muchos estudiantes, es que estas no han bajado el precio del arancel y matrícula pese a que no estén realizando actividades académicas dentro de los establecimientos.

Es por esto que representantes de la Federación de Estudiantes (FEUA) hicieron el llamado a los parlamentarios de Antofagasta de que se reúnan con los representantes estudiantiles tanto de la Universidad de Antofagasta, como de la Universidad Católica del Norte, Universidad Pedro de Valdivia e INACAP.

Los dirigentes estudiantiles indicaron que ya realizaron la solicitud formal a las autoridades solicitando ser escuchados y de esta forma poner sobre la mesa el punto de vista de los estudiantes y sus familias en relación al actual proyecto de ley del Congelamiento del pago de Aranceles y Matrículas de las Instituciones de Educación Superior (IES) que se está tramitando en el Congreso. Estas fueron enviadas el martes 19 de mayo a los parlamentarios de la región de Antofagasta.

Publicidad

Mirko Melo, vocero de la Confech y actual presidente de la FEUA, afirma que se harán las reuniones en la plataforma de ZOOM debido a la pandemia. “Hoy, el contexto nos llama a todas y todos, a buscar soluciones de carácter conjunta y colectivas, que permita poner en el centro del debate las preocupaciones de la gente, de l@s trabajadores, sus familias y las comunidades. Lamentablemente, las condiciones sociales y económicas han cambiado en gran parte de la sociedad, en donde, como estudiantes de la Universidad de Antofagasta nos hemos mantenido en un cuestionamiento constante sobre la disminución del arancel, sin embargo, somos conscientes del abandono estatal en la educación, principalmente la educación pública provincial, lo que se vislumbra en el 67% de los aportes que realizan de las familias que pagan la universidad de sus propios bolsillos” , declaró el dirigente estudiantil.

También se refirió al gasto operacional que ha realizado la Universidad para adaptarse a la “Nueva Normalidad”, en donde los docentes han tenido que reformular sus métodos de enseñanza, considerando las distintas realidades que viven los estudiantes.

Si bien, la gran mayoría pudo acceder a esta nueva modalidad, la verdad es que la condición de vida (tales como el estado financiero, laboral y de salud) no es fácil para todos.

“Ni los estudiantes ni nuestras familias pueden seguir esperando, hoy no solo nos preguntamos como costear nuestra comida, las colegiatura, los medicamentos, sino que hoy los estudiantes nos encontramos en una disyuntiva económica crucial en la que nos vemos en la obligación entre elegir si seguir endeudando a nuestras familias o NO continuar con nuestros estudios, un cuestionamiento inicial que jamás debió existir, pues nunca debiéramos haber cargado nosotros con el peso de un modelo que ve a la educación como bien de mercado“, cerró el vocero Confech.