Emotivo contacto: Luego de años sin verla, familia chilena en Bolivia logró comunicarse con abuelita que vive en Antofagasta

Hijos y nietos no la ven desde el año 2014 y además hace algunos meses habían perdido todo tipo de contacto debido a que la adulta mayor no tenía teléfono. Internet y gestión realizada por el municipio permitió que esta familia volviera a establecer contacto.

Fue a través de las redes sociales de Dideco de la Municipalidad de Antofagasta, que Peter Mamani (44), chileno residente en Bolivia hace más de 40 años, solicitó ayuda urgente para poder ubicar a su madre, Marta Araya (80) a quien no ve desde el año 2014.

Producto de la pandemia y la falta de un teléfono por parte de ella, perdieron contacto hace más de dos meses, lo que preocupó sobremanera al hijo de esta vecina oriunda de Monte Patria y que actualmente vive en la población Chile.

Logramos hacer este contacto directamente como Municipalidad con la familia, con sus nietas específicamente (…) le entregamos también alimentos, una manta de abrigo, así que estamos muy satisfechos de haber logrado esta conexión”, precisó la Alcaldesa Karen Rojo.

Publicidad

En un emotivo momento, Marta y Jaqueline (18), su nieta mayor, mantuvieron una conversación por video llamada. Posteriormente la vecina contó a la Alcaldesa “Vivo sola, mi esposo murió en el año 2006 y me vine para acá. Estoy bien gracias al Señor (…) esperando que se arregle todo (pandemia) voy a tratar de viajar a Bolivia”.

Peter Mamani junto a sus hijas.

Por otra parte, Peter, por motivos laborales no pudo ser parte de este enlace, sin embargo, al enterarse que su madre está bien de salud, dijo “Muchísimas gracias por la ayuda que me brindaron, ahora estoy más tranquilo”.

En la visita la Alcaldesa aprovechó de hacer entrega de alimentos, ropa de abrigo y un carro de arrastre para las compras que realiza la señora Marta mensualmente en La Vega, acción que realiza de manera independiente “voy para allá y para acá, camino y me voy en liebre”, contó la vecina.

Marta es parte del 40% más vulnerable del país, realidad que vive un gran número de adultos mayores que hoy más que nunca, requieren de ayuda y deben permanecer en sus casas.