Tras el levantamiento de la medida de cuarentena en la ciudad de Antofagasta, volvió el alto transito de personas y automóviles en las calles de la ciudad, como ha sido registrado por transeúntes en las redes sociales. Esta situación también genera un retroceso y perdida de los animales de su hábitat natural.

Según Manuel Zapata jefe de carrera de Biología Marina Universidad de Antofagasta, “Toda especie que siente amenazada su existencia, se aleja, busca sectores de refugio. Esta acción, es la que toman los organismos que habitan la costa de nuestra ciudad, siendo desplazados por la irresponsabilidad de nuestra actitud como sociedad”. 

En el periodo de cuarentena se registraron fotografías de casi una decena de lobos marinos en las escaleras y ciclovía del terminal pesquero, donde había poco tránsito de peatones y automóviles.

Publicidad

Para conocer más detalles del comportamiento de los lobos marinos, El Diario Antofagasta converso con el académico sobre este tema. Según señala, los factores que implica la salida de estos animales hacia las calles son el bajo flujo de personas, la disminución del ruido y sumado a la baja de alimentación por parte de la personas del terminal pesquero.

“Los lobos son animales curiosos, y al estar en un ambiente con menos impacto, tienden a explorar los lugares en que están insertos. Esta conducta siempre se ha generado con todos los organismos, cuando nosotros como especie, nos retiramos de los espacios que hemos invadido”, expresó el docente.

Cuanta influencia tiene el humano en los animales

Según el Licenciado en Ciencias del Mar e Ingeniero en Acuicultura de la UA “Como especie, hemos desplazado a otras, sólo pensando en nuestras necesidades, olvidando que nosotros llegamos después. Es triste, pero influimos 100% en la conducta de todas las especies, y de nuestro ambiente. Un ejemplo de esto, es que al existir menos impacto en el ambiente, las especies vuelven a donde siempre han pertenecido”.

El docente expresó que el aislamiento social más que afectar, ha ayudado a que las especies vuelvan a su hábitat y por esta razón los animales han salido a explorar lugares que habitualmente no frecuentaban.

“El impacto como seres humanos que producimos, siempre afecta en forma negativa a todas las especies. Sinceramente pienso que todavía no tenemos conciencia como sociedad sobre estos temas, necesitamos cambiar la actitud de nuestra relación con el ambiente, de estar en la naturaleza como parte de ella”,  Afirmó Dr. Manuel Zapata.

Como podemos generar consciencia respecto al tema

También nos comentó el jefe de carrera de Biología Marina, como podemos generar un cambio sobre esta problemática, “Esta debe ser desde la base, de la educación preescolar, con docentes capacitados que generen un cambio de hábitos en las futuras generaciones, y que ellas reconozcan, que nuestras acciones tienen efecto directo en el ambiente, y que su cuidado debe estar en su ADN. Como carrera, estamos dispuestos ha generar este cambio de consciencia”.