Contagio de coronavirus en supermercado de Antofagasta: Jefatura habría abandonado el lugar sin informar a los trabajadores

Caso corresponde a funcionario de Unimarc Lautaro. Familiares de trabajadores acusan que no se habrían activaron los protocolos pertinentes y que siguieron trabajando en el local sin que se les avisara, a pesar de que la jefatura se retiró para iniciar cuarentena.

Un caso de coronavirus fue confirmado durante este martes en el Supermercado Unimarc Lautaro, ubicado en Antofagasta.

La información fue confirmada por el Intendente de Antofagasta, Edgar Blanco, quien señaló que hasta ahora conocen de un caso en el lugar, agregando que “como es un lugar de atención de público la Seremi se va a apersonar en el lugar y si es necesario tomar una medida mayor se tomará“.

El caso correspondería a un bodeguero que trabajó estando enfermo a pesar de no contar con el resultado de su examen PCR, hasta que el lunes fue notificado de que era positivo de COVID-19. Así lo denunció un familiar de un trabajador del local Unimarc Lautaro a Antofagasta TV, acusando que la jefatura al enterarse del hecho, se retiró del local para hacer cuarentena inmediata.

Publicidad

El denunciante agregó que las personas que tuvieron contacto estrecho con el caso no fueron avisadas ni tampoco se inició algún protocolo en el local, trabajando normalmente hasta que supieron del hecho.

El familiar, quien prefirió ocultar su identidad, llamó a “los empresarios que no se preocupen del dinero, si no a la salud de los trabajadores. Tener consciencia y tomar el tema del COVID-19 como corresponde porque si no todos vamos a terminar contagiados. No sé si la gerencia de Unimarc o la SEREMI está al tanto de esto.”

Esta sería la tercera vez que un supermercado Unimarc se ve involucrado en contagios de COVID-19.

Por su parte, desde la empresa confirmaron el contagio, pero indicaron que el “colaborador del local Unimarc Oviedo Cavada, Antofagasta, quien estuvo por última vez en la tienda el miércoles 3 de junio“.

Asimismo indican que se activaron inmediatamente los protocolos correspondientes realizándose la trazabilidad del contacto de acuerdo al protocolo instruido por la autoridad
sanitaria, y procediéndose al envío de cuarentena preventiva a otros cinco trabajadores, además de un proceso de desinfección al interior y exterior de la tienda, además de tomar los resguardos para mantener la distancia adecuada entre las personas al interior del local, el uso obligatorio de mascarillas y la toma de temperatura a clientes durante su ingreso a las tiendas.