“Paneles de hombres” que excluyen a las mujeres suman críticas en Antofagasta

Seminarios, charlas y webinars realizados por algunas instituciones universitarias, medios de comunicación y multigremiales consideran mayoritariamente a hombres que se repiten hasta el cansancio en roles de panelistas y moderación, a pesar del destacado rol de liderazgo de mujeres en las diferentes empresas, instituciones y medios, que son excluídas. Uno de estas charlas sumó a una mujer a última hora buscando aplacar las críticas que se extienden entre las lideresas y profesionales de la región.

Los mismos políticos hombres de siempre pretendiendo decirle al resto de las y los ciudadanos de la región qué hacer. Hombres entrevistando. Hombres moderando. Hombres conduciendo. Hombres decidiendo. Hombres analizando. Hombres hablando y hablando en su “club de Toby” cerrado al resto de la sociedad. Esa es la crítica que se ha hecho extensiva en la región de Antofagasta a los “paneles de hombres” que se realizan en las últimas semanas en la capital regional a propósito de la moda extendida durante la pandemia de usar aplicaciones como zoom para realizar conversatorios y webinars en la región.

Destacadas mujeres, profesionales, periodistas y comunicadoras locales hicieron sus reparos a los criterios utilizados por algunos medios e instituciones, incluso universidades, a las instancias organizadas para analizar temáticas regionales, que incluyen a personeros hombres de las instituciones públicas, teniendo como denominador común el dejar de lado completamente una perspectiva de género, a las mujeres, las organizaciones sociales, los medios regionales e independientes y la paridad de género.

Un tema que ya fue considerado por este diario al destacar el trabajo de las mujeres locales que ejercen cargos de liderazgo y roles protagónicos en diferentes empresas y medios de comunicación, pero que en muchos casos no son consideradas en los espacios de discusión realizados por algunos medios e instituciones.

Publicidad

Así ocurrió con la charla “qué viene después de la pandemia”, organizada por el diario “El Mercurio” de Antofagasta en conjunto con el Instituto de Políticas Públicas (IPP) de la UCN, que consideró exclusivamente a hombres en su diseño original.

Los ex intendentes Marco Antonio Díaz, Arturo Molina, Cristian Rodríguez como organizador del IPP, Sacha Razmilic y Hernán Vargas, fueron los únicos considerados en el diseño original de la charla moderada por Víctor Toloza.

Solo frente a los cuestionamientos de mujeres de la región, fue que se sumó un día antes a la antropóloga Paula Orellana, quien hizo saber la situación dentro del desarrollo de la propia charla expresando su preocupación frente a la exclusión del género femenino en el panel, frente a lo cual el moderador se disculpó señalando que la situación se debería a que “se le cayeron a última hora” mujeres invitadas, lo que fue refutado por la antropóloga de Revolución Democrática quien insistió en que se le invitó a último momento y que su intención era precisamente denunciar la situación.

Sabemos que es un intento burdo de tener una mujer en el panel (…) No hay que dejar pasar más estos Paneles de hombres y más aún cuando en Antofagasta son los mismos de siempre“, “tanta nostalgia por el siglo veinte“,fueron algunos de los cuestionamientos que se hicieron en la previa, visibilizándose en distintas redes sociales.

Críticas que también se extendieron a otro “panel de hombres” de la Asociación de Industriales de Antofagasta, que consideró a una sola mujer y 6 hombres en el panel, a pesar del fuerte avance que las mujeres han desarollado integrando puestos claves en universidades, instituciones, medios, empresas mineras y de generación eléctrica con presencia en la región, revelando que la falta de paridad puede no estar necesariamente radicado en las empresas asociadas, que han incorporado a las mujeres en sus cargos directivos, sino que en la organización de estos paneles.

Lógicas similares se reiteran en otros espacios locales, conducidos e integrados mayoritariamente por hombres y excluyendo a las mujeres, pero que se contraponen a otros espacios desarrollados por organizaciones sociales, culturales y en los propios medios de comunicación, donde son las mujeres quienes ejerces un rol protagónico, acorde a la relevancia que también están ocupando en la sociedad, considerando que la región de Antofagasta es una zona donde las mujeres ejercen a la par e incluso de mejor manera los roles desarrollados por hombres en las distintas áreas productivas y también en las decisiones políticas.