Estudio revela que la movilidad aumentó durante el segundo periodo de cuarentena en Antofagasta

Tras el primer período de cuarentena donde si hubo una importante reducción, la movilidad volvió a sus valores registrados previo confinamiento cuando las autoridades decidieron levantarla. Luego, durante el segundo periodo de cuarentena la movilidad fue aumentando a medida que pasaban las semanas. Suspensión de clases fue clave para ayudar al confinamiento.

Fotografía de referencia.

Un estudio del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería (ISCI), preparado por académicos e investigadores de la Universidad Católica, Universidad de Antofagasta y la Universidad de Chile, evidencia el impacto que han tenido las medidas de restricción de movilidad urbana de la población al interior de la Región de Antofagasta, una vez decretada la cuarentena. En concreto, la región ha disminuido solo un 13% su movilidad, durante las semanas de estudio.

Según los datos publicados, la movilidad de la región disminuyó entre un 16% a 28% tras el cierre de colegios, respecto a las semanas de referencias. Comportamiento similar se registró durante el primer período de cuarentena en las comunas de Antofagasta y Mejillones, las cuales presentaron una reducción de movilidad de 31% y 35%, respectivamente, en comparación a las semanas de referencia.

Al respecto, Ricardo Montoya, investigador de ISCI, señala que si bien las medidas de confinamiento y cierre de establecimientos tuvieron un impacto significativo en la reducción de movilidad durante las primeras semanas, este registro aumentó de manera sostenida a medida que la cuarentena se extendió.

Publicidad

De acuerdo al investigador, otro factor que podría explicar el aumento de la movilidad es la realidad socioeconómica de cada comuna: “en el estudio se observa que algunas comunas que tienen condiciones socioeconómicas más desfavorables muestran mayores niveles de movilidad. Esto lo podemos ver, por ejemplo, en la comuna de Tocopilla, la cual registra una reducción menor de movilidad en comparación con la comuna de Antofagasta”, sostiene.

El documento reporta que entre la semana del 22 de junio (inicio de la segunda cuarentena), hasta la semana del 24 de agosto, la movilidad aumentó un 8% en el caso de Antofagasta, y 45% en la comuna de Mejillones, logrando una diferencia de 7% respecto a lo alcanzado durante el primer período de cuarentena en ambas comunas.

El estudio concluye con el análisis de los efectos en la movilidad en Tocopilla tras entrar en etapa de transición, la cual alcanzó una movilidad mayor a la registrada previa a la cuarentena, disminuyendo tan solo un 8% su movilidad en la semana del 24 de agosto, respecto a las semanas de referencia. “Este valor es mayor a su movilidad promedio registrada en abril, fecha en la cual tuvo una reducción de movilidad de 14% en promedio, con respecto a las semanas de referencia”, afirma el estudio.