Este martes 19 de enero, en el CESFAM Corvallis, junto al alcalde de Antofagasta, Wilson Díaz, dieron inicio al proceso de vacunación a los funcionarios y funcionarias de la Atención Primaria de la comuna, que se distribuye en; 8 Centro de Salud Familiar, 2 Centro comunitario familiar y Servicio Alta Resolución Coviefi.

Con respecto a las primeras vacunaciones el jefe comunal indicó que, “hoy estamos dando un paso en protección a nuestros funcionarios de la salud primaria que son nuestra primera línea, para enfrentar esta emergencia sanitaria, estamos en una situación que nos ha puesto a prueba a todos y hoy más que nunca no podemos estar ajeno a cada proceso que se vaya aplicando en pandemia por el Coronavirus. Tenemos que trabajar en la base de un contexto real, es por ello, que he propuesto las 8 medidas de carácter urgente a las entidades gubernamentales a realizar un trabajo en conjunto”.

Por otro lado, el alcalde recalcó la importancia de mantener claridad con respecto a la vacunación, señalando que, “esperamos que cuando se realice la vacunación a los grupos riesgo y la población en general, exista mayor claridad respecto de cantidades, procedimientos y logística por parte de las autoridades de Gobierno y seguiré insistiendo en que se considere a los alcaldes en todo este proceso, porque somos finalmente nosotros quienes tenemos el contacto directo con nuestra gente”.

Publicidad

La aplicación de la primera dosis se realizó con un número acotado de funcionarios luego que el Ministerio de Salud anunció un menor número de vacunas en distribución, lo que significó que una cantidad de funcionarios no pudieron acceder en esta oportunidad, quedaron agendados para una segunda etapa.

Primeras funcionarias vacunadas

Odontóloga CESFAM Corvallis, Ana María Alfaro, explicó que, “accedí de inmediato a ser parte de este proceso de vacunación. Y me siento mucho más tranquila ahora, más cubierta y a la espera de la segunda dosis, sin embargo, se debe tener en cuenta que uno debe seguir usando las medidas protectoras como mascarilla, alcohol gel por ejemplo”.

La asistente social, María Magdalena Arancibia, agrega que, “este día lo estábamos esperando. Me siento tranquila y bendecida ahora de estar protegida con la primera parte de la vacuna, ya que mi labor es en terreno y al estar ahora protegida también protejo a mis compañeros de trabajos y usuarios. Hemos estado al frente de esta pandemia y ha sido complejo, pero no hay que olvidar que hoy nos encontramos en cuarentena, siendo fundamental que nuestros usuarios también tomen conciencia que aún no contamos con la suficiente cantidad de vacunas. Debemos aplicar el autocuidado y en lo posible se queden en casa”.